+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ENTREVISTA

Florentino Pérez Raya PRESIDENTE DEL CONSEJO ANDALUZ DE ENFERMERIA : "Se debe negociar un sistema de retribución de los enfermeros"

 

M.J. RAYAM.J. RAYA 02/11/2005

LUGAR DE NACIMIENTO CORDOBA

EDAD 57 AÑOS

TRAYECTORIA PROFESIONAL ACABO ENFERMERIA EN 1970. ES ESPECIALISTA EN RADIOLOGIA, ELECTROLOGIA Y EMPRESA Y ANTES DE VINCULARSE AL COLEGIO TRABAJO EN VARIAS AREAS DEL PROVINCIAL, REINA SOFIA Y SECTOR SUR

Florentino Pérez Raya mantiene su segunda casa entre el Consejo Andaluz de Enfermería (CAE) y el Colegio Oficial de Córdoba, ya que pasa mucho tiempo dedicado a la profesión. Desde 1989 ocupa el puesto más alto de la enfermería cordobesa y andaluza (16 años) y hace escasamente un mes fue confirmado para un quinto mandato al frente del consejo regional. La nueva directiva del CAE la integran José María Rueda, vicepresidente (Sevilla); Gonzalo García, tesorero (Huelva); María Carmen del Pozo, consejera primera (Almería); y María Carmen Ramos (Granada), José Francisco Lendínez (Jaén) y Juan A. Astorga (Málaga), consejeros.

--¿Qué balance hace de sus últimos cuatro años de gestión?

--En el 2001 quedaron reguladas las funciones profesionales de la enfermería, por las que somos responsables de los cuidados de enfermería y no estamos supeditados al colectivo médico. En cuanto al decreto de especialidades, fue aprobado por el Ministerio de Sanidad en mayo de este año. Ya he tenido los primeros contactos con la Consejería de Salud para ver qué cantidad de unidades docentes se pueden implantar en el territorio andaluz de las siete especialidades reconocidas --Enfermería Obstétrico--Ginecología (Matrona), Salud Mental, Geriátrica, Trabajo, Cuidados Médico--Quirúrgicos, Familiar y Comunitaria, y Pediátrica--. Son unidades docentes en las que se estudia por una vía similar al MIR (médico interno residente) y que en nuestro caso se llamaría EIR (enfermero interno residente).

--¿Qué ventajas aportan las especialidades?

--Un aspecto importante que contemplan es el reconocimiento del puesto de trabajo para que cuando se contrate a los profesionales se haga por la especialidad que hayan cursado, algo que ahora mismo sólo se daba en el caso de las matronas. En este sentido, la disposición para la puesta en marcha de unidades docentes es buena por parte de la Consejería de Salud. Para desarrollarlas primero se tiene que formar una comisión nacional de cada especialidad y este proceso ya va con retraso, puesto que establece planes de estudio y requisitos de las unidades docentes de acuerdo con las comunidades autónomas. Además, habría que tener en cuenta el número de enfermeros por cada unidad docente, que es irrisorio, teniendo en cuenta la falta de especialistas.

--¿Qué otras reivindicaciones se han conseguido o quedan pendientes?

--Una de ellas es reducir parados. Como hicieron falta en su día enfermeros, en las escuelas universitarias se estableció un numerus clausus muy alto y ya no se ha bajado porque perjudicaría a las universidades debido a la bajada de ingresos por matrículas. Sin embargo, habría que regularlo consecuentemente con las necesidades del sistema, ya que ahora mismo hay cerca de 500 enfermeros parados, que sólo trabajan en la época de verano. Otro tema en el que tenemos puestas las esperanzas es con el grado en Enfermería, equivalente a la actual licenciatura, que abre unas expectativas impresionantes para la profesión, para hacer, por ejemplo, el doctorado.

--Mucho debate ha suscitado la posibilidad de la prescripción de fármacos por parte de los enfermeros.

--Tenemos pendiente hablar este asunto con la Consejería de Salud y creemos que no debe generarse alarma en el colectivo médico por este motivo. Serían fármacos perfectamente establecidos, que no quitan poder a los médicos. Hay países muy desarrollados, como Estados Unidos, Reino Unido, Canadá o Suecia, que han puesto en marcha esta iniciativa de forma muy acertada en determinados procesos. En Reino Unido, los enfermeros recetan hasta 250 fármacos. La consejera de Salud de Cataluña lo ha puesto sobre la mesa, se le ha sumado el de Madrid y no queremos que sea impuesto por nadie, sino que se negocie desde la organización colegial de enfermería con la médica y que no haya roces.

--Sigue pendiente la negociación de la carrera profesional.

--Debería de recapacitar la consejera de Salud en su propuesta de que el paso de un estadío profesional a otro sea reversible. Esto creo que es un absurdo. También se debe negociar un sistema de retribución del personal de enfermería, homologado al resto de comunidades autónomas, ya que en los diez últimos años los enfermeros han pasado de ganar del 80% del sueldo del médico a un 40--45%. Por otro lado, sigue pendiente de solucionarse el déficit de enfermeros en la sanidad pública, ya que la Organización Mundial de la Salud (OMS) dice que debe haber 817 enfermeros por cada 100.000 habitantes y en Andalucía tenemos 419 para esa población.

--¿Qué garantías ofrece el CAE a sus colegiados?

--Establece prestaciones sociales para un colectivo de 33.000 enfermeros, destina un 30% de su presupuesto a formación y tiene suscrita una póliza de responsabilidad civil que asciende a 1.803.036 euros.

--¿Se están registrando menos agresiones a enfermeros?

--Da la sensación de que han bajado, aunque algunas veces los profesionales afectados no lo cuentan. En este sentido, seguimos insistiendo en que en el protocolo aprobado por la Junta faltaba un apartado para indicar la causa que motivó la agresión, que en la mayoría de los casos se debe al tiempo de espera que soportan los usuarios.