+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

OBITUARIO

Fallece Laly Alcaide Mariscal, la gran aliada de los enfermos de cáncer

Recibió en el año 2015 el premio 'Luchaora', que entrega la asociación Lola Castilla, y escribió el cuento 'La pequeña Raquel'

 

Laly Alcaide Mariscal. - ELENA DE LA CUESTA

M.J. Raya M.J. Raya
14/03/2018

Laly Alcaide Mariscal se acaba de marchar, pero su lucha a favor de los enfermos, sobre todo los de cáncer, nunca cesará. Laly, militante socialista de base de 58 años, nacida en Villaviciosa de Córdoba, recibió en el año 2015 el premio Luchaora que concede la asociación por la igualdad Lola Castilla de Córdoba y, dentro de este colectivo, respaldaba una mejor atención y derechos para los pacientes con cáncer y trabajó por el feminismo y por la igualdad. La presidenta de la Junta, Susana Díaz; la alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio, o la delegada del Gobierno, Esther Ruiz, expresaron este martes en las redes sociales su pésame ante el fallecimiento de "una gran socialista, defensora de la igualdad y luchadora incansable. Mi cariño a su familia, a sus dos Armandos y a l@s socialistas cordobeses", ha indicado Díaz, mientras que Ambrosio ha dicho sentir una "enorme tristeza" y Ruiz afirmaron ayer que "hoy @psoecordoba está roto...Una gran pérdida".

Laly Alcaide era una empresaria y formadora cordobesa que en los años 80 impulsó una plataforma para lograr que los niños y niñas enfermos pudieran contar con un acompañante durante sus estancias hospitalarias en Andalucía y esa reivindicación suya sirvió para que los centros hospitalarios se abrieran más a las familias.

Dedicada a la peluquería y a la estética, durante años Laly formó a decenas de jóvenes en su centro de estética en Priego, algunas de las cuales fueron becadas por ella misma, dado que no contaban con recursos para recibir la formación.

En el año 2016 Laly presentó el cuento La princesa Raquel, acerca la experiencia de una joven, que como ella misma lucha contra el cáncer, y los beneficios de la obra se destinaron a la lucha contra el cáncer infantil.

Siempre reivindicativa, Alcaide también abanderó hace un par de años una protesta de enfermas de cáncer, como ella, debido a la escasez de conocimientos por parte de algunos profesionales del sistema sanitario respecto al uso y mantenimiento del dispositivo porth-a-cath, un catéter que se implanta en el pecho de determinados pacientes que sufren enfermedades oncológicas. Su energía y su lucha nunca se olvidarán. Su entierro se ha celebrado este miércoles en la parroquia de San Lorenzo, tras el velatorio en el tanatorio de las Quemadas.