+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

CORDOBESES DEL AÑO / EMPRESA

«Exportamos desde el siglo XIX y vendemos en todos los continentes»

Luis Giménez Alvear, director financiero de Bodegas Alvear

 

Luis Giménez Alvear (derecha), con Fernando Giménez Alvear y María Alvear Garijo. - JOSÉ ANTONIO AGUILAR

Juan Pablo Bellido Juan Pablo Bellido
25/04/2019

Nació en Córdoba el 16 de junio de 1963 pero pasó todas sus vacaciones en la casa familiar de Montilla, situada junto a la bodega que levantó su antepasado Diego de Alvear y Ponce de León, con especiales recuerdos en los recorridos diarios de los hermanos por las viñas junto a sus tíos Álvaro, Fernando y Bosco Alvear y siempre bajo los cuidados de su abuela Chiqui, alma mater de la continuidad hasta esta generación. Licenciado en Administración de Empresas, su amor por su tierra y su familia y la pasión por el vino le hicieron volver a la bodega de la mano de su hermano Fernando en el año 2006. Junto a él, es el responsable de la apuesta firme por salvaguardar el viñedo de la Sierra de Montilla, de calidad superior. Luis es miembro del consejo de administración de Alvear y actualmente ocupa el cargo de director financiero. La bodega conserva su carácter familiar, si bien distribuye sus marcas en todo el territorio nacional, siendo su principal mercado el área mediterránea, desde Cataluña hasta Algeciras. Asimismo, Alvear comercializa el 40 por ciento de su producción a más de 25 países, entre los que se encuentran Gran Bretaña, Holanda, Japón, Canadá y Australia.

-Hace varios años, la prestigiosa revista ‘Forbes’ destacó que Alvear es la cuarta empresa familiar más antigua de España. ¿En qué medida influye esa larga trayectoria en el modo de dirigir esta empresa?

-Gracias a que somos cautos y tradicionales, hemos conseguido llegar adonde hemos llegado, manteniendo el legado familiar con el orgullo de ser la segunda bodega más antigua de España.

-Una de las características más sorprendentes de Alvear es que, desde su fundación, la bodega ha permanecido en manos de la familia. ¿Qué representa para usted ese legado que ahora gestiona?

-Una gran responsabilidad y un orgullo.

-¿Cómo conjuga Alvear el respeto por la tradición con la implantación de nuevas tecnologías en los diferentes procesos de la cadena de producción?

-Adaptándonos a los nuevos tiempos, sobre todo, con la incorporación de talento.

-Alvear es santo y seña de la Denominación de Origen Protegida Montilla-Moriles pero, además, está presente en Extremadura. ¿Qué características confieren personalidad al proyecto y a los vinos de Palacio Quemado?

-Palacio Quemado es el referente de vinos de La Raya, zona singular donde colindan Extremadura y el Alentejo portugués. Lleva casi dos décadas comprometida con la elaboración de vinos fieles a su territorio y al enclave de sus parcelas, a partir de las variedades autóctonas de la zona.

-¿En qué países están presentes los vinos y brandis de Alvear?

-Llevamos exportando desde el siglo XIX y hoy tenemos el honor de vender en todos los continentes.

-¿Tienen constancia de algún lugar emblemático en el que se hayan servido vinos de Alvear (una boda real, una película, una serie de televisión...)?

-En Alvear se han rodado series como Juncal y ha estado presente en bodas reales, como la de la infanta Elena en Sevilla, con su PX 1927, y en películas, como Guerreras verdes, con su Fino CB.

-¿Qué evolución ha experimentado el consumo de vinos generosos en los últimos años?

-Seguimos con la buena evolución de las ventas en valor de los vinos generosos, algo que ya empezó los últimos años y que se va consolidando.

-¿Es el vino dulce Pedro Ximénez la tabla de salvación del marco Montilla-Moriles?

-El vino dulce Pedro Ximénez tiene una gran importancia en el marco, aunque, como en cualquier mercado, la mayor o menor venta de vinos dulces o secos de Pedro Ximénez depende de las modas.

-Otra de las líneas de negocio por la que Alvear apostó desde primera hora fue por la del enoturismo. ¿En qué medida son importantes proyectos como la Ruta del Vino Montilla-Moriles?

-Este tipo de proyectos tienen un papel fundamental, no solo para el desarrollo de la zona, sino para asentar a la gente en el territorio. Es, además, una herramienta estupenda de promoción de los vinos de Montilla.

-¿A qué retos de futuro se enfrenta Alvear a corto o medio plazo?

-En términos de producción, ilusionar a los agricultores para que sigan cuidando la viña, nuestro mayor tesoro. Y en términos de consumo, conseguir que las nuevas generaciones se incorporen al maravilloso mundo del vino.

-Alvear atesora multitud de galardones. ¿Sienten especial afecto por alguno de ellos, ya sea por su relevancia o por la significación que tiene para ustedes?

-Quizás, por su significado, los 100 puntos que Robert Parker otorgó a nuestro Pedro Ximénez de Añada, ya que, por el tipo del vino, se lo dio no solo a Alvear sino al buen hacer del marco. También, por su importancia histórica, todos los galardones que nos otorgaron en las exposiciones universales del siglo XIX, como las de París y Filadelfia.

-¿Qué supone para Alvear recibir uno de los Premios Cordobeses del Año?

-Como bodega cordobesa, es un gran honor recibir un premio que viene de tu tierra y que ha salido del cariño de su gente y del Diario CÓRDOBA. Pero lo que más nos gusta es que supone un reconocimiento a todas y cada unas de las personas que han formado parte de la historia de Alvear desde su fundación en el año 1729.

Temas relacionados