+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

TRAGEDIA EN LA CAPITAL

El estudiante británico muerto en Córdoba arreglaba una persiana cuando cayó de una séptima planta

El menor llegó el jueves pasado a la ciudad y tenía que regresar a su país en la festividad de San Rafael

 

Zona en la que ocurrió la trágica caída. - Foto: MANUEL MURILLO

Pilar Cobos Pilar Cobos
20/10/2019

El estudiante británico de 15 años de edad que falleció ayer sábado en Córdoba al caer por una ventana ubicada en una séptima planta estaba arreglando una persiana cuando ocurrieron los hechos, según han indicado este domingo fuentes de toda solvencia, visiblemente muy afectadas por lo sucedido.

Las mismas han detallado que el menor llegó el jueves pasado a Córdoba para realizar un intercambio con otro alumno en un instituto de la capital y que tenía que regresar a su país una semana más tarde, en la festividad de San Rafael.

También han precisado que este menor salió a cenar una hamburguesa con la familia que le acogía en su vivienda de esta ciudad, ubicada en Escriba Lubna, antigua calle Periodista Quesada Chacón.

Siempre de acuerdo con las mismas fuentes, cuando la víctima (que era muy corpulento y medía unos dos metros), fue a acostarse en torno a las 22.50 horas apreció que le molestaba una luz que entraba por la ventana de su dormitorio, por lo que trató de bajar la persiana y, al parecer, viendo que se encontraba atascada habría intentado arreglarla.

"Se le atrancó la persiana y se le fue el cuerpo", han comentado estas fuentes explicando lo sucedido. Las mismas han detallado que en este movimiento el menor arrastró una celosía que había en la ventana, lo que contribuiría a respaldar la hipótesis de que la caída fue accidental, sostenida por estas fuentes y también por otras cercanas al caso.

Según ha podido conocer este periódico, en el momento de los hechos se encontraban en el inmueble miembros de la familia de acogida de este estudiante británico.

"Había jovenes llorando y tirándose al suelo"

A la mañana siguiente de la muerte de este menor, vecinos de la zona se paraban este domingo en la calle y comentaban lo sucedido, contando lo que pudieron presenciar ellos mismos o sus allegados. Uno de estos ha recordado, en declaraciones a este periódico, que testigos presenciales "gritaban ¡Ay, Dios mío!" al asomarse a las ventanas y ver lo ocurrido.

De este modo, Rafael ha comentado que "fue una situación dramática y duró bastante", detallando que en el lugar de los hechos "había jóvenes llorando y tirándose al suelo", que preguntaban "si se había caído y cómo estaba".

Según este testigo, hasta el lugar acudieron seis vehículos policiales y dos UVI móviles, a lo que ha agregado que "fue llegar y empezar a correr los policías" para tratar de socorrer a la víctima y atender lo sucedido.

En esta línea, Rafael ha manifestado que "esto era un feria" por el revuelo que se originó entre los vecinos y curiosos que se acercaron al lugar, y es que muchos conocieron estos hechos al escuchar las sirenas de Policía, de acuerdo con lo que han afirmado a este diario.

En su caso concreto, su esposa "escuchó un golpe fuerte cerca de las 23.00 horas", pero lo relacionaron con la lluvia y el viento que se registraron ayer en la ciudad.

Amplio despliegue de efectivos

El servicio de Emergencias 112 Andalucía ha informado de que ayer por la noche recibió una única llamada que le alertaba de lo ocurrido y dio aviso a los efectivos sanitarios, y a las policías Nacional y Local.

Fuentes próximas al caso han señalado que la Policía Nacional no ha observado indicios de criminalidad en el lugar de los hechos y que, por tanto, en principio se descarta la participación de terceras personas en este fatal suceso. 

Temas relacionados