+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

OFRENDA FLORAL

La Estrella recuerda con flores blancas a las policías locales asesinadas

La alcaldesa, miembros de la Corporación, de la hermandad y del cuerpo no han olvidado a las agentes

 

Ofrenda floral de La Estrella a las policías asesinadas en 1996. - RAFA MELLADO

Paula Lara Paula Lara
15/04/2019

La hermandad de la Estrella ha vuelto a recordar hoy a María Ángeles García y a Marisol Muñoz, agentes de la Policía Local que fueron asesinadas el 18 de diciembre de 1996, con dos ramos de flores blancas en el monolito de homenaje en el Pretorio. La alcaldesa, Isabel Ambrosio, ha depositado las flores, acompañada de miembros de su Corporación, de la hermandad y del cuerpo en un acto "sencillo, pero entrañable", según lo ha calificado el hermano mayor de la hermandad de la Estrella, Benito González.

Este homenaje se viene repitiendo año tras año todos los lunes de Semana Santa desde 1997, ya que fue el primer año que la hermandad de la Estrella salía en procesión y además su itinerario pasaba justo al lado del lugar donde fallecieron las dos policías locales. 

Hace veintidós años que la hermandad lleva realizando este pequeño homenaje a las policías locales, que se ha repetido hoy por la mañana, pero sin nazarenos, debido al cambio del recorrido de la procesión desde 2017. "Antes, con el anterior recorrido, pasábamos en procesión a una hora prudente, pero ahora hemos preferido hacer la ofrenda floral por la mañana", ha comentado Benito González.

Además de la alcaldesa, han estado presentes el teniente de alcalde de Seguridad del Ayuntamiento, Emilio Aumente, y el portavoz municipal del PP y candidato a la Alcaldía de Córdoba, José María Bellido, junto con otros concejales populares y el cabeza de lista al Congreso, Andrés Lorite.

Tampoco ha faltado Manuel Castaño, el vigilante de seguridad que resultó herido en el suceso, y que ha recordado aquella fecha como "el fatídico día", en el que todo se conjuró para que ocurrieran múltiples fallos. 

Las policías locales fueron asesinadas por los miembros de la banda de La Nariz tras el atraco al Banco Santander de la calle Gondomar el 18 de diciembre de 1996.

Temas relacionados