+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

SALUD

Las donaciones de sangre remontan tras caer al nivel más bajo en el 2016

Pese al déficit de grupos negativos, se apoya a provincias más necesitadas. Se han logrado 602 unidades más en un año y duplicado los datos de plasma

 

Donantes en una campaña del Centro de Transfusión, Tejidos y Células (CTTC) de Córdoba. - A.J. GONZÁLEZ

M.J. Raya M.J. Raya
29/01/2018

Las donaciones de sangre en Córdoba han vuelto a subir durante el pasado año después de que en el 2016 el balance de extracciones que se registró fuera el más bajo de la última década. Durante el 2017 el cómputo total de donaciones efectivas de sangre fue de 31.233, frente a las 30.631 del 2016, lo que supuso que se anotaron 602 más. El coordinador médico del Centro de Transfusión, Tejidos y Células (CTTC) de Córdoba, Pedro de Torres, señala que, a pesar de las carencias puntuales de grupos sanguíneos negativos que se producen en distintas ocasiones del año, como está ocurriendo actualmente en Córdoba, las donaciones de sangre obtenidas gracias a la solidaridad de los cordobeses sirven para abastecer a los hospitales y centros sanitarios de Córdoba y también para apoyar a provincias donde existe más déficit de unidades como son Cádiz, Málaga o Sevilla.

La mayoría de las donaciones contabilizadas el pasado año (90% del total), se produjeron en alguna de las 518 colectas programadas fuera del centro de transfusión y el 10% restante se efectuaron en la sede de esta institución. La tasa provincial de donación de sangre se situó el pasado año en 41,2 donaciones por cada mil habitantes/año, lo que coloca a Córdoba a un nivel similar a Granada, siendo ambas provincias las que más extracciones suelen contabilizar en Andalucía.

El coordinador médico de este centro indica que en Córdoba se necesitan obtener más de 100 donaciones de sangre diarias, unas 2.600 de media mensuales, para atender la demanda hospitalaria, lo que no todos los meses se consigue, pero se compensa con otros meses más positivos. Los meses en los que se suelen contabilizar más donaciones son marzo, junio y septiembre, y los más deficitarios, mayo y agosto, pero en el 2017, ha sido diciembre, donde solo se anotaron 2.301 extracciones, frente a las 3.244 de marzo, que fue el mes que acumuló más donaciones de sangre, coincidiendo además con la campaña universitaria de primavera. «El consumo de derivados sanguíneos está creciendo, por lo que es necesario seguir con la promoción y obtención de donaciones», expone De Torres. Para lograr este objetivo, este médico resalta la importancia de seguir captando a donantes nuevos jóvenes, que luego mantengan su solidaridad muchos años, para poder rejuvenecer asi el censo actual de donantes que está compuesto, sobre todo, por personas de 45 años en adelante.

«En Córdoba existe un censo de algo más de 28.000 donantes habituales, lo que representa menos de un 4% de la población de 18 a 65 años, que es la que podría donar, por lo que existe mucho margen para poder incrementar ese porcentaje». Durante el año pasado el centro de transfusión logró casi duplicar las donaciones obtenidas exclusivas de plasma, rozando el objetivo anual marcado, 1.800 donaciones de este componente sanguíneo. Se contabilizaron 1.687 donaciones de plasma en el 2017, frente a las 1.035 extracciones del 2016.

De Torres destaca los múltiples usos que tienen los derivados del plasma para determinados pacientes, sobre todo aquellos que sufren enfermedades oncológicas, de ahí su importancia.