+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

INFORME

La cultura florece para el turista

Flora, las Noches Mágicas del Alcázar y el Festival de las Callejas, entre otros, se suman al programa cultural de Córdoba, una ciudad que tiene la tarea de afrontar distintos retos y donde se reclaman avances en una actividad clave para su economía

 

Punto de información del Festival de las Callejas ubicado en la calle Cabezas. - A. J. GONZÁLEZ

Pilar Cobos Pilar Cobos
07/01/2018

El pasado diciembre ya se pronosticaba un año de récords para Córdoba en visitas y pernoctaciones y, aunque los datos definitivos no se conocerán hasta dentro de unas semanas, distintos indicadores confirman la buena marcha del sector turístico en este destino. A falta de nieve y playa, su patrimonio milenario se muestra vivo en la oferta de iniciativas que tratan de renovarse y adaptarse a los tiempos. Una labor que, desde el ámbito institucional, es acompañada por proyectos para monumentos y equipamientos, y también por el trabajo para afrontar retos como la aglomeración turística en el entorno de la Judería y el debate sobre el modelo de turismo que la ciudad desea implantar.

Cifras récord

Próximamente se conocerá el balance turístico del 2017, aunque desde la Junta de Andalucía ya se avanzó la posibilidad de que Córdoba supere el dato récord de 1,2 millones de viajeros. Su monumento más destacado, la Mezquita-Catedral, espera sobrepasar los 1,8 millones de personas del ejercicio anterior, mientras que otro balance conocido, el de los espacios culturales municipales, apunta a un aumento del 5% en la afluencia de personas, con 676.542 visitantes según los datos provisionales. La Sinagoga, el segundo equipamiento más buscado por los turistas, se aproximó a las 600.000 visitas en el 2016, y se encontrará cerrada hasta junio por obras de ampliación.

Estrenos

El último ejercicio ha contado con distintas novedades en materia cultural en la ciudad, que se suman a otras citas muy consolidadas como el Festival de la Guitarra o el Festival Internacional de Poesía Cosmopoética. Entre las más destacadas se encuentra la inauguración de la iluminación que permitirá la visita nocturna a Medina Azahara. Este conjunto arqueológico es candidato a lograr el título de Patrimonio de la Humanidad de la Unesco y la resolución se conocerá el próximo julio. Una distinción que se añadiría a las ya obtenidas por la Mezquita Catedral, el casco histórico de Córdoba y los Patios, que en el 2017 celebraron el quinto aniversario de su declaración. En este sentido, también hay que recordar que a mediados del 2017 Córdoba accedió a la presidencia del grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad, una responsabilidad que ostentará hasta mediados de este año.

Por otra parte, el Alcázar de los Reyes Cristianos recuperó también en septiembre su espectáculo nocturno, que llevaba dos años suspendido y se ha titulado Noches mágicas del Alcázar.

Nuevas ideas

A las iniciativas anteriores se ha sumado otra muy novedosa: el Festival Internacional de las Flores, Flora, que recibió más de 300.000 visitas en diez días y previsiblemente se desarrollará, al menos, tres años más. El mes de octubre fue escenario, asimismo, del primer Festival de las Callejas, que triplicó las expectativas de la organización, incorporándose al calendario cultural de otoño. Por otra parte, el programa Otoño del Caballo fue otro de los estrenos del año pasado y, entre otras actividades, en él se enmarcó la primera Feria Internacional de Turismo Ecuestre.

Además de esto, a finales de año la Junta de Andalucía presentó en Córdoba la marca Andalucía, tus raíces, que se espera que contribuya al desarrollo del turismo halal, sefardí y latinoamericano. En esta misma línea, la ciudad ha celebrado la quinta edición de Otoño Sefardí, cuyas actividades se suman al Festival Internacional de Música Sefardí, que nació como festival oficial de la Red de Juderías. Otro evento nuevo del 2017 fue la primera Semana de Córdoba en Japón, que concedió parte del protagonismo a las denominaciones de origen del aceite y el vino de la provincia.

También la mesa

En la oferta turística cultural cordobesa sobresale, además del patrimonio, los equipamientos o las actividades, la gastronomía. La ciudad apuesta por potenciar este ámbito y uno de los reclamos más destacados es el Córdoba Califato Gourmet, que el año pasado celebró su cuarta edición, una cita de la alta gastronomía reconocida a nivel nacional. En el lado de las propuestas más tradicionales se encuentran otras como la Cata del Vino Montilla-Moriles, que finalizó su trigésimo cuarta edición superando las 70.000 degustaciones y registrando un incremento del público extranjero.

Turismo y religión

Sin duda, uno de los cambios más destacados del 2017 fue el traslado de la carrera oficial de la Semana Santa al entorno de la Mezquita-Catedral, una decisión histórica que ha dejado imágenes imponentes para el recuerdo entre creyentes y ateos. La primera edición se desarrolló de forma exitosa (hubo satisfacción en la organización, no así entre muchos vecinos) y esta innovación fue saludada por el sector turístico como una aportación positiva para la promoción y la atracción de visitantes.

Actuaciones

En cuanto a las intervenciones para mejorar la oferta, se podría decir que Córdoba avanza, aunque no al ritmo esperado, en trabajos de mejora de distintos espacios. De este modo, el verano del año pasado concluyó la primera fase de obras para la puesta en valor del Templo Romano y en el 2018 se espera el inicio de la segunda. También se ha previsto el comienzo de la reforma de la iglesia del convento Regina, que tendrá un uso cultural y turístico. Junto a estas, este año empezarán las actuaciones para restaurar la Torre de la Inquisición del Alcázar, incluida, como las anteriores, en el Plan Turístico de Grandes Ciudades prorrogado por la Junta. Entre otros proyectos, en este ejercicio se acometería la rehabilitación del Archivo Histórico municipal y, como se ha citado, se ampliará la Sinagoga.

Trabajo por delante

El Instituto Municipal de Turismo (Imtur) nació en el 2017 y en los próximos días se espera que su consejo asesor celebre el primer encuentro. Una de las tareas que abordará será el impulso de un plan de actuación para el 2018. El Imtur surge para aunar la política turística y la gestión municipal del sector, que en la actualidad afronta diversos retos. De este modo, entre otras cuestiones desde el Ayuntamiento de Córdoba se ha mostrado preocupación por la ocupación masiva de turistas en zonas del casco histórico en momentos determinados y el desplazamiento de sus residentes, y uno de los objetivos es promover la llegada de viajeros a otras zonas de la ciudad. Por otro lado, algunas reivindicaciones de los empresarios del turismo son la excelencia en esta actividad y el impulso de iniciativas y de la promoción para mejorar los resultados.

Temas relacionados