+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

TURISMO / ESTABLECIMIENTOS DE 4 y 5 ESTRELLAS

Córdoba tendrá 1.200 plazas de hotel más en 10 proyectos previstos

Solo uno de ellos, el de la Casa Colomera, está en obras mientras que la mayoría aguardan licencia. Varios esperan permiso desde hace dos años y uno, el palacete de los Burgos, desde el 2015

 

La antigua Casa Colomera se convertirá en un hotel de la cadena H10. - SÁNCHEZ MORENO

Isabel Leña Isabel Leña
21/04/2019

Córdoba contará con 1.200 plazas hoteleras más cuando se hagan realidad los diez proyectos de cuatro y cinco estrellas previstos en la ciudad. Esos diez nuevos establecimientos sumarán más de 630 habitaciones a las ya existentes en la capital (3.568 con 7.085 plazas, según los datos de febrero del INE). La fecha en la que esos hoteles abrirán sus puertas es difícil de presagiar, ya que todo dependerá de los requerimientos que tengan que solventar y del tiempo que tarden en obtener licencia. Cada caso es distinto, ya que unos proyectos son de nueva construcción y otros, rehabilitaciones. Al margen de estas iniciativas, hay solicitadas más para establecimientos del resto de categorías y apartamentos, aunque ni Urbanismo ni Turismo (Junta) han facilitado los datos a este periódico.

De los diez hoteles de envergadura que se esperan a corto plazo, uno, el que Arete 2016 lleva a cabo en la antigua Casa Colomera, es el que va más avanzado, ya que las obras están en la fase final, por lo que será el primero en abrir sus puertas de la mano de la cadena H10. La mayoría de los proyectos se encuentran a la espera de licencia de actividad y obra y algunos aguardan ese permiso desde hace más de dos años. Sin embargo, el que lleva más tiempo en espera y más complicaciones se ha encontrado es el del palacete de los Burgos, para el que Mercer Hoteles solicitó permiso en el 2015.

De la decena de hoteles que vendrán, dos, el que ocupará dos casas de la calleja de las Flores y de la calle Encarnación, y el del palacete de los Burgos (en caso de que finalmente prospere) serán de cinco estrellas, mientras que el resto tendrán cuatro. Cuatro de los futuros establecimientos hoteleros aguardan licencia desde el 2017 y son los previstos en los números 4 de la calleja de las Flores y Encarnación, en el convento de Santa Isabel, en el palacete de El Brillante y en una parcela en la que confluyen las calles Isla Chafarinas e Isla Graciosa, en Noreña. Después, hay dos, uno en el bulevar de Hernán Ruiz, muy cerca de las estaciones de tren y autobuses, que solicitó la licencia a mitad del 2018; y otro en la confluencia de la avenida de América con Fernando de Córdoba, que la pidió a final de ese año.

El resto de iniciativas no han llegado aún a la fase de la licencia, ya que están tramitando la aprobación de los estudios de detalle de las parcelas en las que irán, como ocurre con el hotel que ocupará el aparcamiento de Bodegas Campos y el que albergará una vivienda del siglo XIX ubicada en Carbonell y Morand, en plena Cuesta del Bailío. Ambos tienen el estudio de detalle aprobado inicialmente.

Promotores y arquitectos coinciden en señalar que las licencias están tardando «una eternidad», cuando antes de la crisis se otorgaban en medio año, y que la situación está «peor que nunca». Para el presidente de la Asociación de Empresarios del Hospedaje de Córdoba (Aehcor), Alejandro Navarro, los plazos «son inasumibles». Además, explica que en algunos casos Turismo y Urbanismo no coinciden, por lo que piensa que debería haber más coordinación. Navarro exige a las administraciones implicadas en la autorización que «sean diligentes con las solicitudes». Aunque lo peor es, a su juicio, que «con todos estos proyectos pendientes de licencia que van a ayudar a generar empleo, nos encontramos que las viviendas con fines turísticos, que no crean puestos de trabajo, solo necesitan una declaración responsable para operar».

Urbanismo, por su parte, indica que los hoteles tienen otros trámites que pasar, como lograr el visto bueno de Turismo y Cultura; que es normal que surjan discrepancias en temas puntuales; y que la rehabilitación de edificios históricos presenta dificultades. De los proyectos en espera, asegura que está muy avanzada la tramitación de los futuros hoteles de El Brillante, del convento de Santa Isabel y de Noreña, y que el de la calleja de las Flores recibirá licencia pronto, mientras que analiza otros, como el de Hernán Ruiz. En el caso de los dos que están con los estudios de detalle, explica que aún no tiene los proyectos.

Una de las personas que mejor conoce la actividad hotelera, ya que, entre otros, ha dirigido el hotel de cuatro estrellas de la Casa de las Pavas, Francisco Mulero, subraya la importancia que tiene para la recuperación del patrimonio la rehabilitación de edificios históricos para su conversión en hotel, ya que se acaban perdiendo si sus propietarios no invierten en su mantenimiento.

Temas relacionados
 
   
4 Comentarios
04

Por otras posibilidades 9:18 - 21.04.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

La ciudad de Córdoba tiene ya un Patrimonio excepcional, pero mantenerlo, y mejorar rodo lo que hay cuesta dinero. Y el turismo está respondiendo. Estupendo para todos. Ahora, lo que NO es admisible es que la ciudadanía sea privada de lo que ha invertido desde hace dos milenios. Tanto en dinero como en mano de obra. El comercio es el comercio, pero la contabilidad que deben respetar los políticos (política significa "administración") debe ser también exigente (para que la deuda NO se "dispare", lo que es el caso), y defender los intereses de quienes le pagan. Cada cual que tenga las creencias (religiosas o políticas), pero que NO se vayan al sector comercial que defiende a sus clientes. Se podría empezar por 1 € hasta las tres estrellas, por ejemplo y un poco más para el resto), para habituarse al sistema y después ajustarlo al nivel económico de cada establecimiento. Lo que NO es admisible es que la ciudad, que necesita recuperar inversiones, reciba oposición de quienes deberían defender los intereses de quienes le pagan. NO lo hacen, y en el sector privado, NO cumplir sería "falta grave" y posibilidad de "echar a la calle". En política, cuando se vota, se tiene esta posibilidad. A la "masa silenciosa" de manifestarse y cumplir con sus deberes (que los tiene, pero que apenas cumple). Nunca es tarde para cumplir y mejorar.

03

Por otras posibilidades 9:04 - 21.04.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Y es lo que pasa en nuestra ciudad concrétamente. Que los hoteleros y demás, que defienden sus intereses comerciales, se puede comprender. NO que haya políticos que defienden los intereses de las empresas privadas y van en contra de los intereses de la ciudadanía (Ayuntamiento) que les paga (para que hagan y cumplan con sus deberes). Aquí se pide 10 € por entrar en la Mezquita. Lo que representa unos 20 millones. El Cabildo no paga un céntimo de este comercio redondo. Y en el sector turístico más de lo mismo. Se oponen a que los turistas paguen la tasa que les corresponde y que al NO hacerlo, dichos comerciantes se quedan con el "dinero público", que correspondería por derecho y por inversiones diversas al sector. Tenemos una deuda municipal de unos 185 millones (más los intereses), lo que determina que NO se puede NI gastar "alegremente" en inversiones

02

Por otras posibilidades 8:58 - 21.04.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Sin embargo, la misma ética determinó en su día, que los turistas deberían pagar una tasa de estancia o turística, NO como un castigo sino como una cooperación para mantener e incluso superar la calidad de estancia en las diversas ciudades (que se aplicara). Así en París, esta tasa va desde los 0,20 (por un camping) a 5 (nivel Palacio, que en Córdoba tal categoria exigente no existe). Aunque a nadie le gusta pagar ninguna tasa o impuesto, la realidad es que todo cuesta dinero. Por supuesto, que tal dinero recaudado se limita a mejorar las infraestructuras de la ciudad relacionadas con el turismo. Pero también, implica que NO se quite dinero de otros presupuestos (sociales u otros) para embellecer la urbe y que los foráneos no solo se beneficien sino que faciliten (mejoren) su estancia. Participar poco es mucho más que nada o que tal dinero vaya donde NO corresponde.

01

Por otras posibilidades 8:50 - 21.04.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Antes de tratar esta noticia, permítenme recordar un detalle importante y que tiene relación directa con dicha información actual. El siniestro de la catedral Notre-Dame de París nos revela algunos hechos que metecen atención. Si Francia es una República desde hace 230, no estableció su Ley laica que desde hace 114. Hasta principios de los 80 (del siglo pasado) siempre ha gobernado la tendencia política de "derechas". Aquella Ley laica de 1905 establece que los monumentos religiosos pertenecen al Estado, que los mantendría y devolverían a sus respecticas religiones. Por su excepcional belleza y magnitud arqueológica, Notre-Dame era (hasta el lunes pasado) el monumento más visitado de Europa (unos 14 millones de visitantes cada año). Aparte de sus diversos intereses culturales y arquitectónicos, tal vez también porque su entrada al monumento era GRATIS. El Estado francés (incluido el Ayuntamiento de París) así lo decidieron, pero esta medida implicaba que se privaba de una recaudación de unos 140 millones. Cantidad que no es despreciable, pero que la ética republicana laica así lo determinaba.