+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

INFORME

Caballerizas, otro año para negociar

La prórroga concedida este semana por el Ministerio de Defensa al Ayuntamiento para mantener la cesión de Caballerizas un ejercicio más proporciona un margen de maniobra a ambas administraciones para continuar perfilando el futuro del edificio

 

Espectáculo ecuestre en Caballerizas Reales, que podrá seguir realizándose tras la prórroga concedida. - A.J. GONZÁLEZ

Isabel Leña Isabel Leña
16/04/2017

El 14 de abril, es decir, el viernes, expiraba el plazo que tenía el Ayuntamiento para ceder a Córdoba Ecuestre el uso de Caballerizas. Sin embargo, unos días antes, el 10 de abril, la alcaldesa, Isabel Ambrosio, en una reunión con el secretario de Estado de Defensa, Agustín Calvo, recibió la noticia de que el Ministerio de Defensa concedía la prórroga solicitada en enero, por lo que Córdoba Ecuestre puede seguir utilizando las instalaciones sin problema para ofrecer su espectáculo ecuestre, al menos, durante un año más.

Un convenio que no ha dado los frutos esperados

El convenio rubricado hace más de dos años por el Ministerio de Defensa y el Ayuntamiento, dirigido entonces por el PP, no ha dado los frutos esperados. El 5 de marzo del 2015, el entonces alcalde, José Antonio Nieto; el director general de Infraestructura del Ministerio de Defensa, Eduardo Zamarripa; y el director gerente del Instituto de Vivienda, Infraestructura y Equipamiento de la Defensa, Fernando Villayandre, firmaron un documento en el que definían el futuro de Caballerizas y de otras instalaciones militares. En el fondo de aquel acto estaba también la idea de resolver la imposibilidad de ceder el edificio a Córdoba Ecuestre. El problema era que Defensa había entregado el edificio al Ayuntamiento por un tiempo pero este, a su vez, no podía prestárselo a otro colectivo. Con el protocolo firmado en el 2015, quedaba sin efecto el acuerdo vigente entonces, el suscrito el 16 de mayo del 2001, mediante el que Defensa entregaba Caballerizas al Ayuntamiento por 75 años y que impedía su uso por un tercero. Tras aquel acuerdo del 2015, el Ayuntamiento y Córdoba Ecuestre firmaron otro documento para que la asociación pudiera utilizar Caballerizas.

¿Qué establecía aquel convenio del 2015?

El acuerdo firmado en el 2015 entre el Ayuntamiento y Defensa era el punto de partida de un proceso que debía acabar en la compra de Caballerizas por el Ayuntamiento. El valor y forma de pago del edificio eran cuestiones a determinar en los dos años de vigencia del convenio. Además, aquel convenio contemplaba la firma de otros específicos que debían haberse materializado también en dos años. En caso de que pasados dos años el Ayuntamiento siguiera sin tener la propiedad de Caballerizas, la cesión provisional del edificio a Córdoba Ecuestre llegaría a su fin, al volver a estar en vigor el acuerdo del 2001 de entrega por 75 años pero sin posibilidad de uso por terceros.

Los efectos colaterales del acuerdo de hace dos años

El protocolo firmado en el 2015 tenía otros efectos colaterales, por lo que no afectaba solo a Caballerizas, que el Ayuntamiento podía ceder ya a una entidad sin ánimo de lucro y sin recibir un canon a cambio. El documento vinculaba la operación de compra de Caballerizas al cuartel de la Trinidad (Zona). Para que se materalizase, la Gerencia de Urbanismo debía iniciar los trámites necesarios para que la Zona tuviera uso lucrativo, mediante una recalificación para viviendas. La idea era utilizar las plusvalías para pagar Caballerizas y ver si la operación necesitaba añadirle dinero en metálico o propiedades municipales. Esa cláusula anulaba otro acuerdo del 2009 firmado entre Defensa, Ayuntamiento y la Universidad de Córdoba para rehabilitar y dar un uso compartido al cuartel como residencia militar y Facultad de Traducción.

El protocolo obligaba también a fijar los plazos y condiciones del traspaso de la Farmacia Militar al Ayuntamiento. Los planes del actual equipo de gobierno son utilizar esas instalaciones para el nuevo mercado del Marrubial, proyecto que conectará la avenida de Rabanales con Sagunto mediante dos edificios y enlazará con la plaza de Armas de Lepanto. Por último, el documento contemplaba bonificaciones en el uso de instalaciones deportivas para los miembros de las Fuerzas Armadas destinados o residentes en Córdoba y sus familias.

Los entresijos de las negociaciones

En septiembre del 2016, el primer teniente de alcalde, Pedro García, anunció que el Ayuntamiento había hecho una oferta a Defensa, aunque no concretó en qué consistía. A través de una respuesta del Gobierno al diputado socialista Antonio Hurtado, se ha sabido que Defensa rechazó un acuerdo para transmitir Caballerizas, las viviendas del Marrubial (necesarias para ampliar la ronda) y la Farmacia Militar al Ayuntamiento al no considerar viable económicamente la solución ofrecida, que no incluía el cuartel de la Trinidad. En esa respuesta ya se hablaba de prorrogar el convenio a través de una adenda para permitir al Ayuntamiento ceder el uso de Caballerizas por un plazo máximo de dos años (en vez de uno). En aquella respuesta, el Gobierno informaba de que la Farmacia está ocupada y que ha habido conversaciones en relación con el cuartel de la Trinidad y las viviendas del Marrubial. Sin embargo, esas negociaciones no han cuajado.

Perspectivas con el acuerdo prorrogado

El acuerdo no termina de convencer al presidente de Córdoba Ecuestre, Rafael Blanco, que, aunque considera que es una buena noticia, confiesa que la asociación, que gestiona el edificio desde hace seis años, está cansada de precariedad. Por ello, exige que se resuelva definitivamente este asunto y que el Ayuntamiento adquiera Caballerizas Reales para poder cerrar un acuerdo estable. El Ayuntamiento, por su parte, desea tener Caballerizas en propiedad y disponer de las instalaciones militares que necesita para llevar a cabo sus proyectos, por lo que las negociaciones continuarán.

Temas relacionados