+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EDUCACIÓN / INICIO DEL CURSO

¡Bienvenidos al instituto!

El IES Averroes recibe al alumnado de 1º de ESO, de once y doce años, con actividades lúdicas y de participación para suavizar el salto desde el colegio al instituto y facilitar su integración en el entorno

 

En los institutos conviven alumnos de 11 hasta 20 años o más. - CHENCHO MARTÍNEZ

Araceli R. Arjona Araceli R. Arjona
17/09/2019

Naiara. Once años. Quiere ser peluquera, pero antes espera completar la ESO y hacer Bachillerato. Espabilada y resuelta, lleva una semana «un poco nerviosa» porque tiene algunas amigas en el instituto, pero aún no sabe si estará en su misma clase. Alejandro. Once años. No conoce a nadie en el instituto porque hasta el curso pasado estudió en Poniente. Nervioso, ha acudido solo al instituto, esperando que el entorno que lo reciba sea lo menos hostil posible. De mayor, quiere ser policía. Buen estudiante, tímido y educado, confía en hacer amigos lo antes posible. Los dos confiesan que el instituto les impone, las historias de bullyiing que circulan por las redes no ayudan a tranquilizar a nadie. Por más que quieran, los nuevos siempre llegan con miedo a lo desconocido y a los desconocidos, sobre todo, si son repetidores. Basta con mirarlos a los ojos. Es el mismo miedo con el que llegaron los que ahora están en Bachillerato, desdibujado ya tras varios años en el centro. Naiara y Alejandro son dos de los alumnos de 1º de la ESO que, valientes, acudieron ayer al IES Averroes para dar el salto de madurez, quizás prematuro, que representa para un niño o una niña de esa edad abandonar su colegio de toda la vida, donde por fin eran los mayores, para acceder al instituto y convivir con alumnos de hasta veinte o más. Ay.

Ana tiene 20 años y también es nueva en el centro. Viene de Castro del Río, acompañada por otra amiga. Ambas van a estudiar el ciclo de Mediación Comunicativa, aunque la meta de Ana es cursar después Terapia Ocupacional. «No me llegó la nota y voy a hacer este ciclo como puente», explica. En su caso, la actitud es relajada. «Los profesores me parecen muy majos, me ha dado buena impresión el centro».

La directora, Pepa Cobos, y su equipo recibe a los pequeños y a los grandes por turnos, aunque el mensaje es el mismo. Les anima a aprovechar el tiempo porque «la educación es el arma más poderosa que tenemos los pobres para llegar a todas partes y dirigir nuestras vidas hacia las metas más altas» y les informa de que en el instituto hay unas normas básicas que están para cumplirlas. Ni más ni menos.

A los pequeños, les da una buena noticia. Desde junio del año pasado, el centro cuenta con un proyecto de acogida a los alumnos de primero que promete hacerles la vida un poco más fácil. Los protagonistas del programa son los alumnos del ciclo de Animación Sociocultural, que durante la primera semana de clase serán los encargados de hacer que rompan el hielo y aprendan a moverse por el instituto con soltura. Según Yolanda Orellana, jefa del departamento de Servicios a la Comunidad, muchos de los que llegan ahora al instituto ya lo visitaron en junio en una excursión organizada por sus alumnos. «Ahora, al inicio de curso, alumnos ya titulados y otros que empiezan ahora en el ciclo colaborarán proponiendo una serie de dinámicas de confianza y conocimiento como una gimkana por el instituto». La idea es «facilitar el tránsito a este entorno, generar un sentimiento de pertenencia a su grupo, interiorizar el sentido de las normas y darles información para que conozcan todos los cauces de participación que tienen a su alcance en esta nueva etapa de sus vidas». Todo ello, desde un punto de vista lúdico que haga que el miedo se disipe. Como colofón, el viernes se irán todos a Los Villares. ¡Bienvenidos al instituto!

Temas relacionados
 

Buscar tiempo en otra localidad