+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

PLENO ORDINARIO

El Ayuntamiento prevé un foro de debate que defina el modelo de gestión turística en Córdoba

La oposición urge a actuar en áreas como el turismo de congresos y pide un ‘pacto de ciudad’ / García culpa de la situación a la herencia del PP y dice que lleva 20 meses «poniendo orden al caos»

 

Pedro García saluda a Salvador Fuentes, con quien debatió en torno a la gestión turística, al inicio de la sesión. - MIGUEL ÁNGEL SALAS

Araceli R. Arjona Araceli R. Arjona
08/02/2017

El Pleno del Ayuntamiento de Córdoba volvió a convertirse ayer en escenario de reproches entre el gobierno bipartito y el PP que, en tono pretendidamente moderado, se enzarzaron a cuenta del inexistente modelo de gestión turística que padece la ciudad, punto este admitido por todas las partes. El delegado de Turismo, Pedro García, compareció ante el Pleno a petición del PP para exponer el resultado de 20 meses de gobierno y lo hizo sacando a relucir la próxima comparecencia ante el juez del exconcejal popular Rafael Navas por su gestión del Alcázar como argumento de la mala gestión del gobierno popular, lo que descafeinó los ataques de los populares a cuenta de la inacción actual en materia de turismo. El popular Salvador Fuentes criticó a García que «esté gobernando desde la ocurrencia permanente, sin una hoja de ruta», que el gobierno local haya ido a Fitur «sin agenda técnica, a hacer el ridículo», aludió al «esperpento» de gestión del Centro de Convenciones, Ferias y Exposiciones y a «la falta de consenso» en la mesa de veladores.

Por su parte, el delegado de Turismo achacó la situación a la herencia recibida del gobierno anterior, que según dijo, solo le ha permitido hasta ahora «poner orden en el caos», en cuestiones como la «bicefalia» existente entre el Consorcio de Turismo y la Delegación municipal o la «extraña» no adjudicación del centro de recepción de visitantes realizada por Navas, a quien denominó en su actuación como «el caballo de Atila». Pedro García, que señaló al Alcázar como «la obra cumbre del desorden» de la gestión de Navas, defendió su actuación en la puesta en marcha del centro de visitantes frente a la «monumental privatización del edificio» que intentó llevar a cabo el PP.

Si en algo estuvieron de acuerdo todos los grupos municipales, es en que Córdoba, a estas alturas del partido, aún no se sabe qué hacer con el turismo, ni cómo sacarle partido al creciente aluvión de visitantes, fruto de la coyuntura internacional, para fidelizar las visitas y aumentar las pernoctaciones sin que su aprovechamiento se vuelva contra la ciudad. Muchas preguntas sin respuesta y lagunas de concepto y análisis a las que el gobierno municipal intentará responder en un foro de debate anunciado ayer por García que tendrá lugar en el mes de marzo y en el que participarán sindicatos, empresarios, vecinos y ciudadanía en general. Otra mesa de debate, esta vez en torno a la gestión turística donde esclarecer y consensuar todos los puntos de vista en torno al aprovechamiento turístico de Córdoba. Todo un reto.

A la espera de definición, el PP y Ciudadanos urgieron al gobierno local a actuar en asuntos vitales para el futuro del sector como la obra del Palacio de Congresos de Torrijos, el Centro de Congresos y Ferias del Parque Joyero y el Plan Turístico de Grandes Ciudades mientras Ganemos Córdoba y también UCOR pusieron el acento en que el turismo se refleje no solo en cifras de visitantes sino en empleo de calidad.

Temas relacionados