+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

hoy se aprueban las ordenanzas en la junta de gobierno local

El Ayuntamiento congelará las tasas fiscales e impuestos para el 2018

Doblas asegura que el proyecto «es magnífico para la ciudad» y se ve «la apuesta por la gente». Habrá una bonificación del 50% para casas patio a concurso y aumenta el límite para fraccionar

 

Patio de Alvar Rodríguez, 11, durante la pasada edición del concurso municipal. - FRANCISCO GONZÁLEZ

C. AUMENTE local@cordoba.elperiodico.comemail CÓRDOBA
16/06/2017

El Ayuntamiento de Córdoba congelará para el año que viene los impuestos y tasas municipales. Así lo anunció ayer la teniente de alcalde de Hacienda, Alba Doblas, que señaló que el anteproyecto de ordenanzas fiscales del 2018, que se aprobará en junta de gobierno local hoy viernes y espera que sea aprobado definitivamente en noviembre, prevé «una subida cero», pues «no se ha tocado ninguna de las tasas, con ligeras modificaciones».

Doblas explicó que el expediente de ordenanzas fiscales se inicia con una peculiaridad del Ayuntamiento de Córdoba que es el anteproyecto, que tras ser aprobado por junta de gobierno iniciará su andadura administrativa y participativa, para obtener informe tanto de los órganos municipales pertinentes como de la participación ciudadana, con el informe del Consejo Social de la ciudad y del Consejo del Movimiento Ciudadano. Son unas ordenanzas, dijo, que «continúan en la línea de avance con la progresividad fiscal, teniendo en cuenta la capacidad económica de los contribuyentes de Córdoba». Y añadió que se pretende seguir dando facilidades a quienes necesitan de aplazamientos y fraccionamientos en la deuda. Esta línea comenzó en las ordenanzas del 2016 con la «adaptación a las circunstancias económicas que están viviendo cordobeses y cordobesas». Por ello, se aumenta el límite para poder fraccionar o aplazar la deuda sin necesidad de aval bancario, que pasa de 24.000 a 30.000 euros, y se disminuye la cuota mínima de fraccionamiento de 25 a 20 euros. «Estamos siguiendo un proyecto de futuro en el que vamos viendo el resultado de las diferentes modificaciones que vamos introduciendo», dijo la edil de IU .

Doblas afirmó que «ahora recogemos los frutos que sembramos hace tres años», al tiempo que «garantizamos el mantenimiento de los ingresos y el de los servicios públicos», sin estar «sometidos a la improvisación de gobiernos anteriores». Además, dijo, «se procura la creación de empleo, la sonestibilidad ambiental y la atención a quienes más lo necesitan». Por ello, habrá «subida cero en Sadeco, en Cecosam y en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), uno de los que más preocupa a la ciudadanía».

La responsable de Hacienda se vanaglorió de ser «el único equipo de gobierno que nunca, nunca, nunca, ha subido el IBI». Entre las novedades, Doblas confirmó que se bonificará la mitad del IBI para las casas patio que se presenten al concurso municipal en el 2018, «al tratarse de un evento que tiene una proyección única para la ciudad, al intervenir en servicios al turismo y su contribución a bienes y servicios». Se mantienen además bonificaciones a empresas que apuesten por el empleo, a familias numerosas y en las tasas por servicios que tiene el Ayuntamiento y para la sostenibilidad ambiental. Una de las bonificaciones que más éxito está teniendo, y que «supuso una apuesta de futuro», es para la instalación de placas solares y fotovoltaicas, «en pleno apogeo». La teniente de alcalde de Hacienda afirmó finalmente que son «unas ordenanzas fiscales magníficas para la ciudad y los ciudadanos», que denotan que «hemos apostado por la gente».

Temas relacionados
 
   
1 Comentario
01

Por otras posibilidades 9:03 - 16.06.2017

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Parece increíble esta decisión ("de congelar las tasas e impuestos locales), pues se ningunea que tenemos una enorme deuda municipal (más los intereses). El total está por los 250 millones de euros (cerca de 45.0000 millones de pesetas). Y los dirigentes, "endeudada hasta los ojos", actúa como si no existiese. Y una deuda, cuanto más dure, aparte de tenerla que pagar, sale más cara todavía. Quien se beneficia de esto son los bancos. Aunque hubiese sido un mínimo de aumento, cada año habría que adelantar el pago de esta lacra: vivir por encima de nuestros propios medios económicos. En cuanto a la reducción del IBI de las personas que se ocupan de los patios, en vez del 50%, habría que concederles el 100%. Simplemente porque tal ocupación es un trabajo constante y penoso todo el año. Y por supuesto, la ciudad entera se benefica de tales bellas "joyas".