+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EL 8 DE FEBRERO SE REUNIRÁ DE NUEVO LA COMISIÓN PARA ANALIZAR LOS INFORMES Y DECIDIR

La ayuda a domicilio se contratará hasta el 2020 pese al debate de su municipalización

Un nuevo informe de Gestión afirma que el modelo de contratación actual es «íntegramente municipal». El Ayuntamiento sacará a licitación este trimestre el nuevo pliego del servicio para los 2 próximos años

 

Imagen de archivo de una trabajadora de ayuda a domicilio colocando en la cama a una persona dependiente. - CÓRDOBA

Araceli R. Arjona Araceli R. Arjona
31/01/2018

El debate sobre la municipalización o remunicipalización, gestión directa o indirecta del servicio de ayuda a domicilio del Ayuntamiento de Córdoba abierto en comisión podría prolongarse más allá del mandato vigente, por lo que sus frutos, de darse, no se sabe bien cuándo se verían, ni qué gobierno local sería el encargado de ejecutarlo. De ahí que el área de Servicios Sociales, responsable de que los mayores y dependientes cada día reciban en casa esa ayuda, esté ultimando ya la licitación del pliego de condiciones que el concejal del ramo, Juan Hidalgo, tiene previsto sacar este trimestre, aunque el contrato actual se encuentre prorrogado hasta junio. Dicho contrato, que, según recordó Hidalgo, incorpora una serie de mejoras para las trabajadoras y los usuarios del servicio, de hacerse efectivo este año, se prolongaría al menos hasta el 2020.

Entre las mejoras que Hidalgo quiso «poner en valor» figura que los dependientes tendrán derecho a «una limpieza extra y la empresa deberá ofrecer más servicios técnicos para atenderlos». En cuanto a las empleadas, el Ayuntamiento incorpora en este pliego cláusulas sociales que premiarán a las empresas que incorporen mejoras en las condiciones salariales o que utilicen el euro/hora de más que tiene previsto pagar el Consistorio sobre lo estipulado por la Junta de Andalucía para mejorar la calidad del servicio.

Ese será el futuro inmediato de la ayuda a domicilio en Córdoba. En cuanto al futuro a largo plazo, sigue abierto el debate sobre la posibilidad de municipalizar el servicio. Después de que el supuesto aliado del gobierno local, Ganemos, cuestionara públicamente la imparcialidad de los técnicos encargados de elaborar los informes para la comisión sobre dicho servicio y de que el PP recriminara al gobierno local que consintiera tales acusaciones sin decir nada, el concejal Juan Hidalgo salió a la palestra para defender enérgicamente la profesionalidad de los técnicos y lamentar las declaraciones del grupo morado. «No me parece bien abrir el debate fuera de la comisión antes de que se produzca dentro», dijo, para a continuación anunciar que el próximo 8 de febrero se volverá a convocar a las partes para analizar todos los informes, «y establecer el modelo que queremos, sobre el que la mesa técnica elevará un dictamen». El concejal, que no quiso adelantar la postura de IU en la comisión, se limitó a reiterar que su partido «siempre estará en la defensa de lo público».

Este periódico tuvo ayer acceso al informe elaborado por la Delegación de Gestión y Administración Pública, a la que la comisión encomendó que plantease cuál es la forma más viable e idónea de gestión del servicio de ayuda a domicilio. Dicho informe deja claro que el modelo actual es «íntegramente municipal». Señala que en este momento «no se puede hablar de una forma de gestión indirecta del mismo» sino de «un contrato de servicios al que se recurre por insuficiencia de medios personales», ya que «la organización, transmisión y riesgo de la explotación» dependen directamente del Ayuntamiento.

Dicho informe recuerda además que la ley obliga a que «los servicios se gestionen de la forma más sostenible y eficiente» y que para cambiar el modelo debe incorporarse «una memoria acreditativa de las ventajas que tendría la modalidad de prestación». En base a este informe, no cabría la posibilidad de remunicipalizar el servicio, en la medida en que señala que nunca ha dejado de ser municipal porque no es imprescindible que el servicio se realice por funcionarios de plantilla sino que un contrato administrativo público también es una forma de servicio público.