+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EL TABLERO ANDALUZ

El PSOE-A renuncia a proponer la candidatura de Susana Díaz para la investidura

La expresidenta de la Junta ejercerá el "liderazgo de la oposición"

 

Marío Jiménez, Marta Bosquet y Juan Cornejo, este jueves. - EUROPA PRESS

Agencias
10/01/2019

El PSOE-A no ha propuesto finalmente la candidatura de la actual presidenta de la Junta en funciones, Susana Díaz, de cara al pleno de investidura que se celebrará la próxima semana, tras conocerse ayer que el candidato del PP-A, Juanma Moreno, obtendría la mayoría absoluta en primera votación en virtud de los acuerdos firmados por su partido con Ciudadanos (Cs) y Vox. PSOE-A ha querido dejar claro que Susana Díaz ejercerá el "liderazgo de la oposición".

Así lo ha anunciado este jueves el portavoz del Grupo Socialista en el Parlamento, Mario Jiménez, en comparecencia ante los medios de comunicación tras haber mantenido el preceptivo encuentro con la presidenta del Parlamento, Marta Bosquet, con motivo de la ronda de consultas a los grupos parlamentarios de cara a ese debate de investidura.

Jiménez, que ha acudido a la reunión con Bosquet junto al secretario de Organización del PSOE-A y diputado autonómico, Juan Cornejo, ha indicado que será Susana Díaz la que intervenga en el debate de investidura. Ha garantizado que el PSOE-A ejercerá una oposición "responsable", en defensa del interés general de Andalucía y "muy vigilante" en defensa de nuestro Estatuto de Autonomía y autogobierno, liderada por Díaz.

El portavoz socialista ha señalado que son conscientes de que los acuerdos que ayer firmó el PP con Ciudadanos y Vox otorgan a un candidato, el popular Juanma Moreno, "la posibilidad de obtener la mayoría absoluta de los votos del Pleno del Parlamento en primera votación". "Parece que está despejado el proceso de investidura con los pactos que en sucesivas mesas cerró ayer el candidato del PP-A, planteando claramente que habría una mayoría, que se conforma con la extrema derecha, en el Parlamento para acceder a la investidura", ha apuntado.

"En ese escenario con un candidato con mayoría absoluta no tiene virtualidad proponer otra candidatura", según ha agregado Mario Jiménez, quien ha apuntado que, evidentemente, si finalmente no se produjera la materialización, en la votación ante el Pleno, de lo que esos tres partidos firmaron ayer, "teniendo en cuenta los actores y los personajes", con posiciones que cambiaban "aproximadamente en 24 horas", el PSOE-A ejercería su responsabilidad y se plantearía presentar la candidatura de Susana Díaz a la investidura, que es la que ganó las elecciones el pasado 2 de diciembre.

Ha indicado que, por ejemplo, Vox firmó una cosa con el PP y, "a los 30 segundos estaba colgando en su página web un documento que venía a desdecir absolutamente lo firmado con Moreno": "Por tanto inestabilidad e incertidumbre que no sabemos si se va a extender también al Pleno de investidura".

Para Jiménez, ayer vimos como se concretó ese "tripartito de la extrema derecha que va a gobernar el futuro de Andalucía" en los próximos años y que no se decide ya en esta tierra, sino que lo deciden unos señores "en reuniones secretas en Madrid". "Esto es un retroceso en términos de gobierno intolerable y nos retrotrae a las fechas previas al 28 de febrero cuando la derecha pretendió hurtar el autogobierno y el acceso a la autonomía plena a nuestra comunidad", ha apuntado.

Ha recalcado que los acuerdos firmados por el PP-A con Cs y Vox constituyen unas bases políticas que van a significar un "retroceso muy importante de nuestra autonomía y un ataque muy importante al Estatuto y a los derechos y libertades de los andaluces".

Asimismo, ha denunciado que el líder de Cs en Andalucía, Juan Marín, pretendió ayer "mentir" a los andaluces diciendo que Vox no condicionaría el pacto de su partido con el PP-A ni alteraría las medidas políticas ni la estructura de gobierno, mientras que Moreno "lo desautorizó" claramente comprometiéndose con Vox a la creación de una consejería de Familia. "Moreno cierra el primer elemento de la estructura de su gobierno con Vox, dejando claro que lo que se ha cerrado se ha cerrado con influencia para los tres partidos políticos", ha apuntado el portavoz socialista.

Para Mario Jiménez, esas tres formaciones se han situado ya claramente en el espectro de la "extrema derecha" y todas las decisiones que se tomen en el Parlamento van a estar "marcadas" por Vox, que no ha renunciado a ninguno de sus planteamientos "antidemocráticos y anticonstitucionales".

Imprimir

Temas relacionados
 
   
2 Comentarios
02

Por vecino 12:01 - 10.01.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Si tuviera un mínimo de dignidad, dimitiría. Pero ni la tiene, ni la tendrá.

01

Por vecino 11:57 - 10.01.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Junto a la hegemonía, se agota también un modelo de líder: el que representa el absolutismo sonriente de Susana Díaz, que es una especie de destilación posmoderna de la figura del ancestral patriarca agrario que, antes que Ella, representaron Borbolla, Chaves y Griñán. La candidata socialista es una reina orgánica, no un referente social. Obsesionada con su imagen, como la mayoría de los políticos de su generación, que carecen de una verdadera vida profesional y no cuentan con experiencias vitales sustitutorias, Díaz encarna una forma de mando –el peronismo rociero– al que no le gusta compartir el poder y que, cuando se ha visto obligado a tener que hacerlo –con IU (2012) y Cs (2015)–, trata de no hacer concesiones o incumple lo pactado. Algo imposible de aceptar en una nueva cámara legislativa en la que ninguna de las fuerzas políticas podrá ejercer el dominio pleno.