+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

la medida figura en el documento firmado con vox

La Junta pone en marcha un teléfono de «violencia intrafamiliar»

La oposición cree que se «blanquea» la violencia de género

 

Agencias
12/09/2019

La Junta de Andalucía aprobó ayer la puesta en marcha de un servicio de atención telefónica a las «víctimas de violencia intrafamiliar», una medida muy criticada por la oposición, que la ve como el pago de un peaje a Vox y considera que «ningunea» y «blanquea» la violencia machista. El portavoz del Gobierno andaluz, Elías Bendodo, hizo hincapié en rueda de prensa en que será un número distinto al teléfono de atención a las víctimas de violencia machista y defendió que era un tema «necesario», porque el Código Penal «recoge tanto la violencia de género como la intrafamiliar».

«El número no va a sustituir al de violencia de género, que se encuentra operativo y que va a seguir», insistió Bendodo, quien no pudo cuantificar todavía lo que costará la nueva línea.

La oposición ha sido muy crítica con el nuevo teléfono. El PSOE considera que se pone «en cuestión» y «se blanquea» la violencia de género con la inclusión de este término, mientras que Adelante Andalucía opina que esta nueva línea «ningunea» la violencia machista y es «producto del equilibrio del Gobierno con la ultraderecha para mantener la mayoría numérica».

La medida figura en el documento firmado con Vox para los presupuestos del 2019 y del 2020, ya que, en concreto en el noveno punto, se establece que las cuentas del año que viene tendrán las dotaciones necesarias para poner en marcha «un teléfono de atención debidamente gestionado por personal cualificado para la protección de víctimas de la violencia intrafamiliar, en un sentido amplio».

El acuerdo incluye que se dote a este servicio de los medios técnicos necesarios para la atención de las víctimas de violencia intrafamiliar y para su derivación, en su caso, a los servicios sociales y a las fuerzas de seguridad del Estado. Bendodo detalló que el teléfono atenderá casos de violencia «como puede ser la ejercida de un hijo hacia sus padres o abuelos» y lamentó que es «una triste realidad en nuestra sociedad». Consideró que es «importante» que se adoptara esta medida y resaltó que en el 2018 se produjeron 2.926 denuncias de este tipo.