+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EL CONSEJERO ALFONSO PERALES NO CREE QUE SALGA ADELANTE EN ESTA LEGISLATURA

La Junta aprueba al fin la ley de policía autonómica

  •  El nuevo cuerpo tendrá una plantilla estimada en 5.000 agentes en un plazo de diez años
  • <

     

    El consejero Alfonso Perales explica la ley de policía autonómica. EFE -

    REDACCION SEVILLAREDACCION SEVILLA 08/10/2003

    El Consejo de Gobierno de la Junta aprobó ayer el proyecto de Ley de Creación de la Policía Autonómica Andaluza, que pedirán que se tramite por la vía de urgencia en el Parlamento, aunque el consejero de Gobernación, Alfonso Perales, admitió que es "complicado" que pueda aprobarse en esta legislatura. "Ahora depende del Parlamento", dijo.

    Según el proyecto de ley aprobado ayer, la nueva policía autonómica dependerá directamente de la Junta y desarrollará la mayor parte de su trabajo de forma simultánea y diferenciada respecto a la Policía Nacional y la Guardia Civil.

    La futura policía andaluza ejercerá las mismas funciones de la actual Unidad de la Policía Nacional adscrita a la Junta en materias como protección de menores, medio ambiente, espectáculos públicos, siniestralidad laboral, violencia doméstica y vigilancia de edificios públicos, aunque de los 520 efectivos actuales se pasará a una plantilla de 5.000 agentes en un plazo de diez años, lo que supondrá un coste de unos 180 millones de euros.

    NUEVAS FUNCIONES

    Además, asumirá nuevas atribuciones hasta ahora exclusivas de las Fuerzas de Seguridad del Estado, entre ellas las relativas a policía judicial --para la que se crearán unidades específicas-- y control y vigilancia de empresas de seguridad.

    De igual modo, se prevé que los agentes autonómicos intervengan en aquellos municipios que carezcan de Policía Local o no dispongan de los efectivos necesarios para prestar este servicio, funciones que se concretarán a través de convenios de colaboración con los ayuntamientos interesados.

    El nuevo cuerpo será la tercera policía autonómica de España, aunque su nacimiento se producirá en un marco legal muy distinto al de la Ertzaintza y los Mossos d´Esquadra, que tienen atribuidas la seguridad ciudadana y tráfico al haberse creado con anterioridad a la Ley Orgánica de Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, de 1986. No obstante, el proyecto normativo aprobado deja abierta la posibilidad de asumir todas aquellas funciones policiales que puedan ser transferidas o delegadas en un futuro.

    El nuevo cuerpo se nutrirá con los efectivos de la Unidad de Policía Adscrita a la Junta, con las dotaciones que transfiera el Estado y con los agentes que se formen en la Escuela de Seguridad Pública de Andalucía.

    Los integrantes de la policía andaluza serán funcionarios de carrera y se agruparán en tres escalas: básica (policías y oficiales), de subinspección (subinspectores) y de mando (inspectores, inspectores jefes y comisarios), mientras que el ingreso en la categoría básica se realizará mediante concurso, oposición y concurso-oposición.

    Perales rechazó las críticas de IU, el PA y el PSA por el hecho de que la policía autonómica no tenga las competencias sobre seguridad ciudadana, ya que se trata de "una competencia inexcusable del Estado".