+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

INFORME

La economía andaluza crecerá en 2016 un 2,5%, según Loyola Andalucía

Ve "nefasta" para la economía la "incertidumbre política" y cree que sería "un desastre" prorrogar los presupuestos y nuevas elecciones

 

Reunión de expertos del VI informe 'Loyola Economic Outlook'. - Foto: CÓRDOBA

EUROPA PRESS/ SEVILLA
24/02/2016

La economía andaluza crecerá en 2016 un 2,5 por ciento en su Producto Interior Bruto (PIB), según el VI informe 'Loyola Economic Outlook' sobre las proyecciones macroeconómicas del año, elaborado por la Universidad Loyola Andalucía, donde apunta que la tasa de paro se mantendrá en la Comunidad para este año entre un 29,5 y 30,5 por ciento.

El informe ha sido presentado por el director del departamento de Economía de la Universidad Loyola Andalucía, Manuel Alejandro Cardenete, quien ve "nefasta" para la economía la "máxima incertidumbre" política y cree que sería "un desastre" prorrogar los presupuestos de 2016 hasta 2017 si no hubiera Gobierno definido, y también sería negativo "retrasar la toma de decisiones" con una nueva convocatoria electoral, de forma que "los inversores no se atreverían a tomar decisiones".

Cardenete considera que Andalucía "crece" pero ve la cifra "insuficiente" teniendo en cuenta las tasas actuales de desempleo y reconoce que "aunque hace varios meses podíamos pensar que a nivel nacional e internacional "el horizonte parecía claro hasta 2020, ahora no parece tan limpio", por lo que "podría ser que en 2017 volvieran a existir problemas". Asimismo, considera que "no hay recuperación en el PIB andaluz ni un crecimiento razonable", ha añadido.

"La economía española es similar a la de los países desarrollados y España está dentro del grupo de cabeza, peor la estructura productiva no se corresponde con la de otras economías de su entorno, con una debilidad del tejido industrial y un gran peso del sector servicios pero enfocado más hacia el turismo, no tanto hacia servicios avanzados; ahí tenemos deberes pendientes, pues competimos en Europa pero no con el mismo nivel", ha aseverado Cardenete, quien reconoce que un cambio de la estructura productiva "no se hace de la noche a la mañana, sino mediante políticas públicas que tracen líneas de actuación".

Asimismo, considera que el sector empresarial "se debe adaptar, buscar nichos de mercado en sectores y subsectores que tengan dinamismo y que se potencien, como la minería, aumentando su valor añadido, la agricultura o la aeronáutica, además de potenciar otros como calzado, madera, muebles o joyería, que además sirvan para absorber la mano de obra, pues la construcción, siendo importante, no puede absorber tanto".

"Debemos prepararnos para competir en la misma liga, la nuestra es la europea, pues mas del 70 por ciento de exportaciones e importaciones se hacen con países de la UE", ha añadido Cardenete.

Asimismo, ha apuntado que los ciclos económicos "se repiten", por lo que "tras la recuperación puede volver la crisis", pero reconoce que puede haber ciclos "de onda corta", de poco tiempo entre unos períodos y otros, de forma que "antes pensaba que hasta 2020 el escenario era limpio, ahora no lo veo tan claro".

LOS DATOS

De esta forma estas previsiones, tanto las de crecimiento del PIB, como la tasa de desempleo como el incremento de los precios, supone una tendencia parecida a la nacional.

Cardenete, que han resaltado que Loyola, "en el anterior informe hizo estimaciones acertadas sobre el PIB, en comparación con otros grandes centros de previsiones", ha indicado que las previsiones del informe de invierno son similares a las de otoño.

Así, en cuanto al PIB, en el primer trimestre crecerá un 0,5 por ciento mientras que en el segundo trimestre lo hará un 0,9 por ciento.

En cuanto al mercado del trabajo, la tasa de paro en el primer trimestre se reduciría al 29,7 por ciento y para el segundo al 29,6 por ciento de la población activa.

Por último se prevé un incremento de los precios entre el 0,2 y el 0,7 por ciento en 2016.

DATOS NACIONALES

En ese sentido, según las previsiones realizadas por el equipo de la Universidad Loyola, la economía española crecerá en 2016 un 2,5 por ciento. En cuanto a la tasa de paro, se sitúa la tasa de paro en 20,8 y 20,1 por ciento, en el primer y segundo trimestre, respectivamente.

En cuanto a la evolución del IPC, las estimaciones llevadas a cabo apuntan para el primer trimestre una caída de los precios del 1,1 por ciento y un aumento del 1,2 por ciento en el segundo trimestre.

"No hay previsiones de que esto vaya a mejor ni que se vaya a crecer más, si acaso puede mejorar algo las cosas en el segundo trimestre, pero el incremento es bastante insuficiente", ha aseverado Cardenete.

DATOS INTERNACIONALES

Cardenete ha apuntado que en el entorno internacional, en los últimos meses la actividad económica ha revelado un comportamiento peor de lo esperado, debido a "la debilidad y gradual desaceleración mostrada por las economías emergentes" y ha augurado "un invierno muy caliente", con ocho posibles problemas y factores de riesgo que podrán desarrollarse en 2016, como la subida de la prima de riesgo; o la situación financiera.

También ha expresado las dudas sobre los niveles de crecimiento de China, que provoca un efecto de arrastre de otras economías, como Brasil. Ha recordado la bajada "en caída libre" del precio del petróleo,

ha aludido a la existencia de 'bonos basura' en el sistema financiero europeo; ha apuntado que se mantiene los tipos de interés al cero por ciento; o el hecho de que Europa "no sabe gestionar ni digerir la llegada de inmigración".

Asimismo, ha aludido a la "incertidumbre" en la política nacional, donde puede haber nuevas elecciones en 2016 y ha alertado del riesgo de que no se ejecuten los presupuestos, toda vez que si se prorrogaran las cuentas, sería algo nefasto y un desastre, pues no se podrían tomar grandes decisiones, lo cual afectaría al crecimiento económico". Ha apuntado que en esa tesitura "da igual el color, pero se debe tener claro que deben tomarse decisiones y abordar los deberes pendientes".

Cardenete ha recordado que el crecimiento de la Euro área para 2016 será del 1,64 por ciento, cifra "positiva pero insuficiente para un período de expansión". Asimismo, ha precisado que la tasa de paro de la Euro área para 2016 está previsto en un 1,05 por ciento. Por su parte, los precios en 2016 está previsto que suban un 1,02 por ciento.

ANÁLISIS SECTORIAL

En el análisis sectorial de la economía andaluza, esbozado por la profesora de Economía de la Universidad Loyola Andalucía, María Carmen Delgado, donde se ha analizado los datos del Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía del último Marco Input-Output del año 2010, se apunta que los sectores calificados como clave para la economía andaluza en el año 2010 son agricultura; producción, transporte y distribución de energía eléctrica; construcción; comercio al por mayor e intermediarios; comercio al por menor; transporte terrestre; comidas y bebidas; telecomunicaciones; servicios financieros; y actividades inmobiliarias.

Tanto Delgado como Manuel Alejandro Cardenete apunta que "se ha comprobado cómo la estructura de la región no se ha visto modificada por la crisis", de forma que "los sectores clave en el año 2010 siguen siendo los mismos que antes del período de crisis, se sigue apostando por los sectores tradicionales", de forma que "Andalucía no ha sabido aprovechar la oportunidad que la coyuntura económica le ha dado para cambiar su estructura productiva, para hacer a la región más fuerte".

Tras recordar que el porcentaje de la industria actualmente es del 11 por ciento "muy alejado del 20 por ciento que determinan desde Europa", ha apuntado que habrá que esperar a un nuevo Marco Input-Output para poder determinar si en el año 2015 se siguen confirmando los resultados.

Por otro lado, preguntado por la minería, Cardenete considera que "no se está aprovechando para crea un industria alrededor de la extractiva, pues la idea sería vender paquetes cerrados".