+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

POLÉMICA RENOVACIÓN DE UN ÓRGANO INSTITUCIONAL

Díaz defiende los cambios en el Consultivo para evitar los bloqueos

El PP denuncia que la presidenta acaba con los consejeros «incómodos». Maíllo critica al Gobierno por «saltarse el diálogo» con las fuerzas políticas

 

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ayer en Fitur. - EFE / SANTI DONAIRE

EFE / MADRID / SEVILLA
18/01/2018

La presidenta andaluza, Susana Díaz, asemejó ayer a la «pataleta infantil y pueril de un niño malcriado» las críticas de la oposición sobre la renovación de los miembros del Consejo Consultivo de Andalucía llevada a cabo por su Gobierno. Díaz afirmó que algunos han intentando que «sea una legislatura fallida, bloqueándolo todo», y lamentó que cuando el Gobierno decide ejercer sus competencias «para que las cosas funcionen», reaccionan con «la pataleta y se comportan como un niño malcriado, es decir, ni hacen nada ni dejan que los demás lo hagan». Díaz, en declaraciones en el pabellón andaluz en Fitur, argumentó que «cuando uno se comporta como un antisistema» y ataca las instituciones para «generar desprestigio» y cuestionarlas, hace un «daño terrible» a estas mismas instituciones.

En Sevilla, el líder del PP andaluz, Juanma Moreno, criticó ayer la renovación de los miembros del Consejo Consultivo de Andalucía llevada a cabo por el Gobierno andaluz y denunció que la presidenta «acaba» con los consejeros «incómodos» para el PSOE después de «soberanos varapalos» de esta institución. Moreno, en un acto de partido, señaló que había consejeros que podían y debían repetir pero que eran «demasiado incómodos para el PSOE» y Díaz «no quiere oposición, no quiere que nadie le contradiga», algo que cree que ya se ha visto en su partido y ahora en las instituciones.

Indicó que desde hace tiempo el Consejo Consultivo está dando «soberanos varapalos» a la Junta, como con su informe sobre la ley de formación, y por ello la decisión que se ha tomado ha sido «acabemos con ellos». El dirigente del PP considera que esta renovación debilita a Andalucía «en calidad democrática» porque no se ha consultado al resto de partidos con representación parlamentaria, de forma que Díaz «ha acabado con 25 años de hacer partícipes a los partidos».

El portavoz del PSOE en el Parlamento, Mario Jiménez, defendió la potestad del Gobierno andaluz para la designación de los miembros del Consejo Consultivo y tildó de «curioso» que los partidos de la oposición «estén pidiendo cuotas en un órgano que no las ha tenido nunca». Aseguró que el Gobierno andaluz ha hecho «lo que ha hecho siempre», que es actuar con criterios «estrictamente profesionales para el desempeño de una tarea tan importante».

«Ha buscado los mejores perfiles y a nadie se le ha preguntado por el carné» político, aseguró Jiménez, tras lo que señaló que lo que «sorprende» es que los grupos políticos «estén preguntando por el carné de los integrantes de ese órgano».

«TORPEDEAR» ACUERDOS 

El coordinador general de IU-CA, Antonio Maíllo, acusó al PSOE de «torpedear» el acuerdo para la renovación de los órganos de extracción parlamentaria, como el consejo de administración de la RTVA o el Consejo Audiovisual, por «intereses partidistas». En su opinión, hay una «cierta impudicia» en la «instrumentalización» de las instituciones por parte del PSOE, como cree que se ha demostrado en la renovación acordada por el Gobierno andaluz del Consejo Consultivo «saltándose el diálogo» con las distintas fuerzas políticas. Maíllo acusó a la presidenta de «sectarismo».

Temas relacionados