+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EDUCACIÓN

Abierto expediente a tres docentes por vejaciones a una niña autista

La consejería nombra un instructor, que propondrá una sanción

 

Agencias
13/06/2019

La Consejería de Educación de la Junta de Andalucía ha abierto expediente por falta grave a dos profesoras y una monitora del colegio Cervantes de Dos Hermanas (Sevilla) tras las presuntas vejaciones a una niña con autismo denunciadas con grabaciones aportadas por sus padres ante un juzgado de la localidad.

El consejero de Educación, Javier Imbroda, informó en rueda de prensa de que se ha designado un instructor en la consejería «que es el que propone la sanción en función de los diferentes informes y es la que dictamina la sanción definitiva».

Inicialmente, se ha abierto expediente a tres de las personas denunciadas, sin que a la directora del centro se la señale en este procedimiento, y sin que esté contemplada una medida cautelar como apartar de la docencia temporalmente a las expedientadas, ya que «la niña está en otro centro y ellas están de baja».

«No se toman medidas cautelares, pero el expediente ya está iniciado y consideramos que en breve habrá resolución», dijo Imbroda, que ha entendido que «hay una posibilidad de inhabilitación cuando se incorporen, pero no adelantemos acontecimientos», si bien concretó que el expediente grave puede suponer «la suspensión de empleo y sueldo».

Actualmente, ante la baja de las tres docentes citadas, en el aula específica hay dos niños, y los atienden una maestra de pedagogía terapéutica y una monitora de apoyo a la integración, «así que los niños están debidamente atendidos», según la consejería.

Los padres apreciaron que sufrió dos crisis epilépticas en poco tiempo «y desarrolló conductas autolesivas desconocidas hasta la fecha con importantes y habituales mordeduras en las manos», conducta que aumentaba cuando iba al colegio, y dejaba de evidenciarse cuando llegaba el fin de semana. A pesar de que las trabajadoras les dijeron a los padres que no habían notado nada extraño en la menor, el pasado 22 de abril los progenitores llevaron a la niña a clase con una grabadora en la mochila, y en sus seis horas de grabación, según la denuncia, se escuchan gritos de las empleadas con frases vejatorias hacia la niña.