+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

contracorriente

Susana López Rubio: "Vivimos en una época de oro en la ficción televisiva"

Escritora y guionista

 

Susana López Rubio: 'Vivimos en una época de oro en la ficción televisiva' - ELISA ARROYO

-Hubo un tiempo en el que si una mujer quería comprarse un vestido de Dior solo podía acudir a sus talleres de París a los almacenes El Encanto de la Habana. Ese es el escenario de su novela.

-Efectivamente. De hecho, Dior en persona viajó a La Habana para presentar su colección New Look en El Encanto, a pesar de que tenía un miedo terrible a volar en avión.

-Una amiga de su madre le contó muchas historias de Cuba, entre ellas la de los almacenes El Encanto. El incendio que los hizo desaparecer en 1961 y la revolución cubana marca el rumbo de sus personajes.

-He intentado que la historia de los personajes de la novela discurra en paralelo a la historia de los almacenes y, por supuesto, también a la de Cuba. Que los acontecimientos históricos les sirvan de telón de fondo.

-En los almacenes El Encanto trabajaron Ramón Areces y Pepín Fernández, fundadores respectivamente de El Corte Inglés y Galerías Preciados. Quién nos iba a decir que el origen de estas grandes superficies vino de Cuba.

-La gente que no conoce El Encanto se sorprende mucho cuando descubre la historia de estos grandes almacenes.

-De hecho, ambos almacenes españoles copiaron técnicas de negocio de El Encanto, como las rebajas de julio, las escaleras mecánicas o los cheques regalo. Es decir, que supo anticiparse a su tiempo en aspectos que parecen propios del nuestro.

-Justo. Además de la división por departamentos o de la decoración de escaparates. Los escaparates de El Encanto se cambiaban una vez a la semana y eran todo un acontecimiento, hasta el punto de que la gente se agolpaba para admirarlos.

-Los almacenes El Encanto también extendieron un trato familiar a sus empleados, quienes disponían de un servicio de guardería para sus hijos.

-Trataban a sus empleados como una gran familia. También disponían de un club social y hasta de un coro.

-La historia de amor prohibido que usted cuenta en la novela tiene como referencia ‘El paraíso de las damas’, de Emile Zola, y la serie española ‘Velvet’.

-Me encantan las historias de grandes almacenes. Además de la novela de Zola y Velvet, he disfrutado mucho con The Paradise, una serie de la BBC, y con Mr. Selfridge, la historia del fundador de los populares almacenes londinenses.

-Por estos almacenes pasaron Ava Gadner, Albert Einstein o Nat King Cole.

-Todos eran clientes de El Encanto, junto a muchas otras estrellas de Hollywood como John Wayne, que compraba allí sus camisas, o Ray Millard, al que llegaron a confundir con un dependiente.

-También personajes como Che Guevara. Cuenta usted que, con el triunfo de la Revolución, en los almacenes se agotaron todas las prendas de vestir y las telas de color verde oliva.

-El Che visitó los almacenes para comprar una cazadora, la misma que llevaba puesta en la mítica fotografía de Alberto Korda. Además, la revolución disparó las ventas de tela verde, el uniforme de los revolucionarios.

-Los derechos de esta novela ya han sido vendidos a seis países para ser traducida y se negocia su adaptación a una serie televisiva.

-Es increíble todas las alegrías que me está trayendo El Encanto. Y las que están por venir. Cruzo los dedos.

-Como guionista, considera que las series de televisión desde hace mucho constituyen una ‘gran cantera’ de actores y actrices para el cine español. ¿Seguirá la racha?

-Yo creo que estamos viviendo una época de oro en la ficción televisiva y que nuestras series son referentes en el mercado. Ojalá dure.

-Autora también de libros infantiles, esta es su primera novela. ¿Sabe por dónde seguirá ahora?

-El mundo de la literatura me tiene enganchada, aunque también voy a continuar trabajando de guionista.