+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

contracorriente

Imaginación para atraer

El presidente de AC by Marriot anima al futuro alcalde a ser «director comercial de la ciudad» y a los empresarios, a colaborar para captar turistas que pernocten en Córdoba

 

Barea, García Palacios, Catalán y Jiménez, ayer, al inicio del acto celebrado en el Círculo de la Amistad. - MANUEL MURILLO

Antonio Catalán, durante su intervención. - MANUEL MURILLO

Isabel Leña Isabel Leña
12/06/2019

La imaginación es fundamental para atraer turistas y conseguir que se queden por la noche, incluso más que el dinero. Córdoba tiene cualidades suficientes para seducir pero hace falta un esfuerzo que deben hacer juntos Ayuntamiento y empresarios. La clave está en organizar muchas actividades. Esa es la idea que transmitió el presidente de AC by Marriot, Antonio Catalán, en la conferencia organizada por la Asociación de Empresarios de la Construcción (Construcor) El sector inmobiliario y los nuevos modelos residenciales turísticos. La ponencia, que tuvo lugar en el Círculo de la Amistad, contó con el patrocinio del Grupo Caja Rural del Sur, cuyo presidente, José Luis García Palacios, destacó la figura de los empresarios, y del Grupo Barea (su presidente, Antonio Barea, fue reconocido por su trayectoria).

El fundador de las cadenas NH y AC piensa que el futuro alcalde «tiene que ser el director comercial de la ciudad», ya que, «sin necesidad de mucho dinero, el Ayuntamiento debe ser el que la lance». Como ejemplo de ciudades que han destacado por las actividades que organizan puso Lérida o Málaga. Pero el Ayuntamiento no puede estar solo en esta misión, sino que debe contar con los empresarios. «Las ciudades necesitan activarse, nadie nos va a regalar nada, hay que buscar puntos positivos y una unión entre los empresarios y el Ayuntamiento», manifestó, para añadir que «Córdoba no se tiene que morir por el AVE, hay que buscar entre todos» una fórmula para no tener solo turistas de paso.

A Catalán, que cree que el futuro está en «hoteles muy singulares» y en el turismo de interior, no le preocupan los apartamentos ni las viviendas turísticas. «Hay un cliente para todo», asegura, por lo que son un «complemento», aunque la diferencia está en que los hoteles dan más garantía en seguridad. No obstante, opina que el Gobierno «debe regular definitivamente» el tema de las viviendas turísticas. Tampoco le preocupa la competencia de los nueve hoteles de cuatro y cinco estrellas previstos en Córdoba. A su juicio, «no sobran plazas», sino que «faltan clientes» y «hay que ir a por ellos». Ni siquiera teme a las plataformas existentes, que «nunca serán competencia». Con la innovación por bandera, Catalán considera que lo más importante «es la internacionalización» y «no fallar en los momentos difíciles». Entre sus proyectos están combinar hotel y apartamentos.

La presidenta de Construcor, María Dolores Jiménez, fue la encargada de presentar al empresario navarro, hijo de un taxista que «desde muy joven llevaba en su ADN la iniciativa empresarial y a los 29 años invirtió todo lo que tenía» en levantar su primer hotel. Jiménez repasó su trayectoria desde entonces hasta ahora, cuando tiene «más de 125 establecimientos repartidos en 16 países» y «90 proyectos» en mente «para los próximos años».