+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

contracorriente

Homenaje a un librero

La familia de José Cañete Melendo recupera su antigua papelería en la plaza de la Constitución de Baena que abre sus puertas al público durante dos meses

 

Familiares de José Cañete, junto al alcalde, Jesús Rojano, y la diputada María Jesús Serrano. - CÓRDOBA/JUAN CARLOS ROLDÁN

Mariluz Ariza Mariluz Ariza
28/12/2018

La antigua Librería-Papelería Cañete abre de nuevo sus puertas en Baena con motivo del proyecto expositivo Homenaje al librero de Baena José Cañete Melendo en el centenario de su nacimiento. Sus hijos recordaron su figura durante la presentación de la restauración del edificio de su antigua papelería y librería en la plaza de la Constitución. Este espacio, grabado en la memoria colectiva de miles de baenenses, estará abierto durante dos meses y podrá visitarse en grupos reducidos.

Uno de sus hijos, el pintor Pepe Cañete, explica que este proyecto, que pretende ser «un punto de encuentro donde convivan el patrimonio cultural y el arte contemporáneo», se remonta al año 2010, cuando se plantea mezclar la parte histórica y artística con los materiales de papelería, correspondencia, imágenes gráficas y escritos que guardaba su padre y que «son una parte de Baena» porque a través de ellos se conocen aspectos culturales, económicos y sociales desde los años 40. Así, recuerda que José Cañete Melendo fue capaz de impulsar una papelería y librería fundada, a su vez, por su padre en el año 1926, en los difíciles momentos de la España de los años 40. Esa es la raíz del proceso de intervención realizado que permite recrearnos en los que fue la primitiva librería-papelería Cañete de los años 20. Este proyecto se completa con la obra pictórica y escultórica, basada en los propios materiales que en ella se albergaban.«Merece un homenaje por el legado que aquí hay», afirma Cañete sobre su padre. De hecho, el edificio también fue un bar y un estanco y en él se ofrecían multitud de servicios. «Era casi una gestoría», porque se hacían incluso contratos de compra-venta. Fue un «espacio cultural y un punto de encuentro de muchos baenenses durante varias décadas», con una imprenta desde 1957.

Pepe Cañete explica que la recuperación de este edificio «es una obra por terminar», y que no debe concebirse como una simple exposición de pinturas, ya que hay que verlo como una globalidad de mobiliario, edificio, parte documental y obra artística. «Es una forma de tener presente el pasado porque el elemento histórico es muy importante», afirmó.

Por su parte, el alcalde, Jesús Rojano, felicitó a la familia por recuperar la antigua librería y conservar el edificio, que viene a sumar al atractivo de Baena. Recordó que era una papelería con un gran volumen de materiales, en la que «siempre se encontraba todo lo que se necesitaba, una especie de desorden ordenado». Destacó además la figura de Pepe Cañete por sus «inquietudes culturales y sociales» y manifestó su intención de que este «espacio, que forma parte de la historia de Baena y que nos evoca tantos recuerdos de cuando éramos pequeños, pueda tener un horario y visitarse por el máximo número de personas».

La diputada baenense María Jesús Serrano también asistió a la inauguración, y resaltó que el lugar es un ejemplo vivo de las singularidades de Baena. «Tenemos mucho y lo que debemos hacer es quererlo, potenciarlo y promocionarlo», dijo y destacando la «riqueza cultural, histórica y patrimonial» de la ciudad.

Durante estos dos meses, se ofrece la oportunidad de recrearse en lo que fue el primitivo establecimiento de los años 20 del siglo pasado, no sólo espacialmente, mediante la restauración y conservación del edificio, sino también mediante la recuperación de todo el espíritu del mismo: mobiliario, objetos y materiales.

Temas relacionados