+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

CONTRACORRIENTE

Brazadas contra el hambre

Carlos Peña nadará 270 kilómetros por el río para apoyar al banco de alimentos

 

Carlos Peña anunció ayer su proyecto en el banco de alimentos Medina Azahara. - JUAN MANUEL VACAS

ARACELI R. ARJONA
03/07/2014

El nadador guipuzcoano iniciará mañana una travesía solidaria por el Guadalquivir que le llevará desde Córdoba hasta Sanlúcar

No es la primera vez que nada con el fin de recaudar fondos por una causa justa ni tampoco será éste el recorrido más arriesgado. Lleva 25 años braceando por mares y ríos de todo el mundo para poner el foco en enfermedades raras, en la lucha contra el cáncer, por la paz y esta vez lo hará para pedir a la población que aporte su granito de arena en forma de alimentos, en solidaridad con las víctimas de la crisis. Mañana viernes se embarcará en una aventura que le llevará a través del Guadalquivir desde Córdoba hasta su desembocadura, en Sanlúcar de Barrameda. 270 kilómetros en total. Ocho días de superación a razón de diez horas diarias para las que lleva meses entrenando en su tierra, las rías y la costa vasca. "El recorrido más peligroso fue el que realicé en 1995 en Los Balcanes, desde Mostar a Metkovic, en plena guerra, con el mar lleno de minas", recuerda Peña, que ha surcado las aguas del Mar Muerto, el Estrecho de Gibraltar, 927 kilómetros del Ebro, el Miño completo, el Nalón, el Sella y fuera de España lagos como el Titicaca o el Maracaibo. Ahora se enfrentará a un río que no conoce. El proyecto nació el pasado mes de enero, cuando pensó en hacer un recorrido por Andalucía y decidió que lo haría en favor de quienes están pasando hambre. La misión no se presenta fácil. "He nadado en muchos ríos y vas más rápido, pero con mucha tensión, los ríos son imprevisibles, es como conducir por una carretera comarcal", explicaba ayer a los medios junto al gerente del Banco de Alimentos de Córdoba, Carlos Eslava, y el presidente del Instituto Municipal de Deportes, Miguel Reina.

Carlos Peña, que en breve cumplirá 49 años, empezó a nadar de forma casi traumática. "No fue por gusto sino fruto de una lesión. Yo era atleta de élite y cuando me lesioné me obligué a seguir entrenando de la única forma que podía que era nadando y desde entonces no he parado". Cuando salga de Córdoba mañana, su primera parada será en Posadas, de donde partirá hacia Peñaflor, Lora del Río, Cantillana, Sevilla, Colonia de Alfonso XIII, Trebujena y finalmente, Sanlúcar. Los interesados en colaborar con la causa podrán hacerlo mañana entregando alimentos en el club de piragüismo de Córdoba, desde donde se prevé que Peña inicie el recorrido a las 9.30 horas, o contactando con el propio Banco de Alimentos (957-751070). "Yo no recojo nada", aclaró el nadador guipuzcoano.

En cuanto a la situación social de Córdoba, Joaquín Cabello, gerente del Banco de Alimentos de Córdoba, dice que a principios de este año el constante aumento de la demanda registrado desde que empezó la crisis se paró, lo cual "es una buena noticia", y comentó que el volumen de alimentos recogido en las operaciones kilo del primer semestre han aumentado entre un 20% y un 30%, lo que demuestra "el compromiso de la sociedad cordobesa con las personas que lo están pasando mal".

   
1 Comentario
01

Por ayudamos 16:36 - 03.07.2014

Mañana a las 9.30 en el Balcón del Guadalquivir hay una cita con la generosidad y una cariñosa despedida a un aventurero metido en buenas causas.