+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

TERCERA PRELIMINAR / LA CRÓNICA

Madrugada corta de mucho colorido

La no comparecencia de la chirigota de Gádor (Almería) dejó la función en diez agrupaciones y dejó tipos de gran variedad y con un fuerte componente provincial

 

Actuación de la chirigota de Pozoblanco 'Los Luci'. - ASOCIACIÓN CARNAVALESCA

Francisco Gaitán Francisco Gaitán
22/02/2019

Más fotos

Concurso Agrupaciones Carnavalescas. Día 3.

Ver galería completa

Concurso Agrupaciones Carnavalescas. Día 3.

Ver galería completa

Concurso Agrupaciones Carnavalescas. Día 3.

Ver galería completa

La tercera función de preliminares arrancó con la no comparecencia de la chirigota de Gádor (Almería) Esto no me cuadra. Ello provocó un reajuste en el orden de actuación y de este modo, la comparsa La leyenda alzó el telón del Gran Teatro. La agrupación Los Nuevos debutó en este concurso con un tipo de exploradores que tratan de descubrir el tesoro del Carnaval: “la leyenda del tres por cuatro, mi único amor”, tal y como decían en su estribillo. Antes, reivindicaron en su primer pasodoble reivindicando el papel de las madres que cuida de niños con la problemática del autismo. En segundo, en cambio, lanzaron un dardo hacia “aquellas personas que mendigan un aplauso por cantar una rima” en este Carnaval. Otro toque de atención a los participantes de esta fiesta. Simpáticos cuplés remontados con un estribillo al ritmo de tanguillo que arrancó los primeros aplausos del respetable.

La comparsa cordobesa de 'Los Nuevos', 'La leyenda'. FGC

La primera chirigota de la noche fue El rey león. Esta agrupación de Écija repitió este año en el Gran Teatro tras venir por vez primera al certamen de Córdoba en el 2018. Estos chirigoteros comenzaron su actuación con una animada presentación, a ritmo de tanguillo, en la que se presentaron todos los personajes de la película de Disney. Abrieron su tanda de pasodobles con una letra de compromiso con la fiesta, “por la que cada año repito desde chiquillo cada febrero”. En cambio, su segundo pasodoble criticaron a la clase española, de los que dijeron que “debían ir a una cuneta” cuando “no se preocupan de los problemas de la gente” y los entretienen “con sacar o no al Caudillo” del valle de Los Caídos. Dos simpáticos cuplés para iniciar la segunda parte de su actuación, sobre todo el segundo hablando de “lo chico que es mi piso”, pues “estaba mi parienta con los preliminares, que al final estaba meando mi vecino y me dio por detrás”. Ambas letras estuvieron rematadas con un estribillo de golpe directo: “Iena, Iena, llena dos cubatas”. Cerraron su repertorio contando la historia del rey León, pero en versión chirigotera.

La chirigota sevillana de Écija 'El rey león'. FGC

La tercera agrupación de la noche llegó desde Peñarroya. La comparsa El creador de sueños, de la peña Los nuevos carnavales, se presentó en el Gran Teatro con la intención de crear “su posición de los carnavales”, además de mostrar un tipo de fantasía muy detallista. Su primer pasodoble lanzó su dura crítica hacia la clase política y, en concreto, a Santiago Abascal por su propuesta de derogar la violencia de género. “15.000 mujeres maltradas para él es un número más, mujeres que siguen cayendo en manos de asesinos y por eso, tus manos siempre estarán manchadas de sangre”. Su segundo pasodoble fue una defensa manifiesta de las personas con síndrome de down. Letra de pellizca que el público supo reconocer. Su tanda de cuplés comenzó tratando la propuesta de considerar a los castellers patrimonio de la humanidad, de los que dijeron que “a ver si se atreven entonces y ponen el último a Falete”. El segundo cuplé hablaron de un sueño que tuvieron en una pastelería con la dependienta, “entonces se me fue la mano”. Aunque dieron un final inesperado, pues pensaron “en cómo me iba a comer ese brazo gitano. Su popurrí tuvo mucha musicalidad y letras comprometidas mezcladas con la fantasía de su tipo.

La comparsa de Peñarroya de la peña Los nuevos carnavales', 'El creador de sueños'. FGC

Acto seguido llegó el turno de la chirigota ganadora en el 2018. La agrupación de Pozoblanco Los Luci se presentaron como los demonio que “te quitan el aparcamiento”, “te traen una cerveza caliente y removida” o “te paso la chuleta en un examen”, aunque “se lo enseñé a un tal Pedro y ahí lo tienes de presidente”. De hecho, “llegamos para poner orden porque cuando ganaron aquellos el año pasado, me dio un infarto”. El grupo de El Grifo quiso recordar en su primer pasodoble su primer premio del 2018, y aunque “estoy en el infierno daba la vida por tocar de nuevo el cielo”. Palabras de cariño hacia Córdoba, pues “pusiste a Pozoblanco en el centro del mapa”. Por ello, “este pasodoble es de nuevo para conquistarte”. En cambio, su segundo pasodoble comenzó criticando a las mofas que existen constantemente sobre el andaluz y lo cerró reivindicando a Santiago Muñoz Machado, “un andaluz de Pozoblanco” que es el actual directos de la Real Academia Española (RAE). Estos demonios chirigoteros iniciaron su tanda de cuplés hablando de los partidos animalistas, mientras que en el segundo cuplé recordaron a otros demonios de este mundo como King Jong Un, Merkel o Donald Trump, del que apuntaron “que es el que más se parece a los Lucy, pues con esa mujer seguro que tiene los mismos cuernos”. En su popurrí reivindicaron su papel de “experto de hacer putadas, pues yo vivo en ti y si alguna parte no puedo llegar, tu suegra puede ayudarme”. Su popurrí tuvo numerosos golpes de humor y lo cerraron con un mensaje claro: “que no es pecado vivir, la vida es un Carnaval”.

La comparsa de Montalbán 'La consigna'. FGC 

La primera mitad de la sesión la cerró la comparsa de Montalbán La consigna. Con un tipo de faroleros, esta agrupación cumplió con su consigna de “cantarte por febrero”, tal y como indicó en su presentación. Su primer pasodoble fue una carta de amor hacia Córdoba, “la más sultana y la más bonita”. Este grupo cerró su tanda de pasodobles con una crítica hacia “aquel compañero que reniega de otro por ambición y dinero” y recordó que “allá dónde vaya, siempre hay un canalla” en la sociedad actual. Tras dos cuplés simpáticos sobre la familia real y la exhumación de Franco del Valle de los Caídos, su popurrí fue reconocido por el público dado su conjunto de voces y la fuerza con la que lo interpretaron estos faroleros, en cuyo tipo resaltaba su gorro, cuyas luces emulaban a una farola.

La chirigota femenina 'Las de Marco'. FGC

La segunda mitad de la sesión comenzó con una nueva chirigota. Se trataba de la agrupación femenina de Juanma León Las de Marco. Parecía que emularían a la serie de dibujos, pero su puesta en escena causó sorpresa al tratarse realmente del séquito de Cleopatra, en el centro, y el emperador romano Marco Antonio. Estas chirigoteras mostraron su ilusión por cantar a Córdoba en su primer pasodoble. En su segundo criticaron la pérdida de afecto entre las personas por culpa de las redes sociales, pues “prefiero un abrazo o una palabra de verdad a un ‘Me gusta’. Este grupo conectó con el público tanto en los cuplés como en su popurrí, con diversos toques de humor.

La comparsa de Peñarroya-Pueblonuevo 'Los supervivientes'. FGC

Peñarroya hizo doblete en la modalidad de comparsa. Si en la primera mitad actuó El creador de sueños, en la segunda fue el turno de Los supervivientes. Con el tipo de vagabundos, esta agrupación enseñó en su presentación su carácter de lucha en los estratos más bajos de “una sociedad marcada por el lujo y el dinero”. Su potencia vocal y el toque de guitarra de Rubén Corvillo sirvieron para ganarse el respeto del público desde el principio. Esta comparsa mostró en su primer pasodoble el carácter de supervivencia y sacrificio de los cuerpos del Estado que participaron en el rescate del niño Julen el pasado enero. En el segundo lanzaron un mensaje a la juventud para que reflexionen sobre el consumo de drogas y advertir de su peligro, “pues es mejor que dos muchachos enamorados se queden en un banco que tengan contacto con las drogas”. Sus dos simpáticos cuplés, sobre todo el segundo sobre Don Juan Carlos de Borbón, fueron rematados con un estribillo en el que dieron la vuelta a su vida dramático, pues “este pordiosero no tiene nada para darte y solo te canta”. En su popurrí le advirtieron al “político cabrón” de que “ojalá te veas igual que yo y toda esa fortuna que te llevaste por ladrón desaparezca”. El público obsequió con su aplauso a esta comparsa de Peñarroya, la última de la tres que han participado en este concurso.

La chirigota 'Los del Zulo' de Cañete de las Torres debutó con 'Empezamos de 0'. FGC

El último tercio de la función comenzó con el debut de la chirigota de Cañete de las Torres Los del zulo. Bajo el tipo Empezamos de 0, estos barberos llegaron al Gran Teatro para demostrar todo su arte para cortar el pelo, pero también “para cortarle las melenas a todos tus miedos y peinarte con tu quiero”. En su primer pasodoble estos barberos quisieron expresar “nuestro momento de dejar soñar y poder cantarte esta noche” para “poder entregarte todo a ti” y expresar su amor hacia Córdoba. En su segundo pasodoble quisieron lanzar un órdago para alabar “el carácter y la valentía” de las mujeres que sufren cáncer de mama. Lo vincularon al tipo puesto que “ella sacó orgullosa su pañuelo y yo le quise cortarle el pelo”. En su primer cuplé, este grupo hablaron de su vecino “que se cree pelando un crack”. Por ello, empezaron a hacerle vudú y “empecé a pincharle, pero al día siguiente me dio las gracias porque le había quitado el lumbago”. En su segundo habló de su mujer que “dice que me viste a la moda”, aunque “también le vuelven loca los tatuajes”, pero “cuando llegué casa tras un día de juerga lleno de cardenales, le dije que me tatué todos sus lunares”. Ambas letras las remataron con un estribillo, al tipo, en el que “siempre le cuento al cliente la misma canción: ya está el tío pelao, pero pelao, pelao, pelao (sin dinero)”. Su popurrí estuvo animado con gran variedad de sonidos musicales. También contuvo puntos de humor que consiguió sacarle al respetable una sonrisa a entrada la madrugada.

El cuarteto cordobés de David Reyes, 'Aquí ya está to inventao'. FGC

La penúltima agrupación de la noche fue el cuarteto de David Reyes Aquí ya está to inventao. En el taller de Leonardo Da Vinci, la Monalisa le pidió un retrato en la parodia. Aunque, esta primera parte dio para mucho con el hombre de Vitruvio como protagonista, que sacó la risa del público con distintos puntos de humor, como cuando vio el programa de VOX, “que me di la vuelta; a los de VOX no les gusta el Carnaval, mira todo el lado derecho del teatro vacío”. Otro punto de los que hizo reír fue cuando, mientras le pedían una pose a la Mona Lisa, le dijeron “que pusiera la misma cara que puso el año pasado cuando nos dijeron que no pasábamos a la final siendo el último cuarteto. Su tanda de cuplés trató la viagra y en el segundo recordaron a la portada del disco Mala mía de Maluma con la foto “del Taleguilla con las carnavaleras”. Este conjunto cerró su actuación con un tema libre que tuvo también golpes de humor que hicieron reír al público, como el cuadro que pintó  a la Mona Lisa, aunque con la cara de Rafael Gómez. Esta ultima copla la remataron con un final lleno de sentimiento hacia Córdoba.

Varios componentes de la chirigota de Pedroche 'La Reconquista 2.0'. FGC

Cerró la tercera preliminar la chirigota de Pedroche La Reconquista 2.0. Esta chirigota cordobesa debutó en el Gran Teatro con un tipo de emires que añoraban los tiempos en los que reinaban durante el emirato de Abderramán III. Pero “como están las cosas, ya llegó la hora de volver a poner orden”. Estos emires chirigoteros demostraron su compromiso con la fiesta y Córdoba con un emotivo pasodoble en “mi vez primera”. Su segundo pasodoble fue una copla en defensa de la lucha y el trabajo de cada madre para sacar a su familia adelante. Letra muy reconocida. La segunda parte de su actuación comenzó con un cuplé sobre algunas costumbres musulmanes como “el agujero de nuestros canutos”, mientras que su segundo todo trató sobre la clase política, recordando entre otras cosas “la avioneta de Pedro Sánchez” o el “el parche en el ojo” de Oriol Junqueras. Cerraron la función con diversos chistes sobre costumbres musulmanas o pasajes de la Biblia para terminar predicando “mi religión del 3x4 por febrero y reconquistar nuestro templo” de Don Carnal. El poco público que resistió hasta las 01.55 supo reconocer el esfuerzo de esta agrupación de Los Pedroches.

Temas relacionados