+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Homenaje a Martín Belda en la remodelada calle a la que da nombre

Una serie de actividades culturales ponen fin a las obras acometidas por el Consistorio con una inversión de unos 500.000 euros

 

La escultura en bronce de Martín Belda es obra del montoreño Martín González Laguna. - MORENO

El alcalde, Fernando Priego, procede al descubrimiento del conjunto escultórico. - MORENO

José Moreno José Moreno
26/02/2019

Con una serie de actividades culturales a las puertas de la Casa de la Cultura, el Ayuntamiento de Cabra procedió en el mediodía del pasado 9 de febrero a la inauguración de los trabajos de mejora de la calle Martín Belda, la conocida popularmente como calle Álamos.

Estas actividades fueron desde una exposición fotográfica sobre la evolución de esta calle ubicada en pleno centro del casco urbano a una visita guiada al Museo Arqueológico Municipal, un concierto de música del grupo Swamp’s Cocay, una dramatización sobre la figura que da nombre a la calle y un recorrido gastronómico por los establecimientos hosteleros que acoge la vía.

Una serie de trabajos que, como apuntaba el alcalde, Fernando Priego, han supuesto una reforma integral en una de las vías públicas más importantes del patrimonio histórico y cultural de la ciudad, que se han querido culminar con un homenaje a la figura de un egabrense ilustre como fue Martín Belda y Mencía del Barrio (Cabra, 1820-Madrid, 1882).

Para ello se descubrió una escultura en bronce, obra del montoreño Martín González Laguna, profesor de la Escuela de Bellas Artes Dionisio Ortiz de Córdoba, en la que se le presenta al político decimonónico sentado en la compañía de una niña a las puertas de la que fue su casa natal, la Casa de la Cultura, tras ser la sede del Banco de España.

Belda fue en la época de Isabel II un político que ocupó entre otros cargos, los de presidente del Congreso de los Diputados, ministro de la Marina, gobernador del Banco de España y primer marqués de Cabra, título que le concedió Alfonso XII tras la restauración borbónica en 1875.

La calle, abierta al tráfico en el pasado mes de diciembre, ha sido objeto de una inversión municipal de unos 500.000 euros que, a cargo de la empresa Argón SA, han permitido semipeatonalizarla y combinar en ellos una serie de elementos que han realzado el patrimonio de carácter histórico y turístico presente en ella.