+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

El Ayuntamiento acata la sentencia del TSJA sobre la ‘antigua nave Galisteo’

Deberá pagar más de 409.000 euros y permitirá proceder a la ejecución del nuevo vial A-10 a la mayor brevedad

 

La antigua nave Galisteo, por la que el Ayuntamiento deberá pagar a los propietarios más de 400.000 euros. - MORENO

José Moreno José Moreno
26/02/2019

El Ayuntamiento de Cabra, según explicó el alcalde, Fernando Priego, en una comparecencia ante los medios, abonará lo que en este caso ha dictaminado el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), y recordó que el recurso presentado por los propietarios del inmueble es un derecho que les asiste.

El TSJA, a través de la sección 4ª de la Sala de lo Contencioso-Administrativo, ha fallado a favor de la familia Pavón, propietaria de la antigua nave de Galisteo, que en abril del 2017 presentó un recurso contra el procedimiento llevado para su expropiación y presentado contra la Comisión Provincial de Valores y el Ayuntamiento, al no estar conforme con la forma en la que se había cursado aquel y por el que se había fijado el precio del inmueble en 205.009,07 euros.

Ahora, el TSJA deja sin efecto aquel fallo, obligando al Ayuntamiento el abono de un justiprecio de 409.216,74 euros, más el premio de afección del 5% e intereses legales en los términos solicitados en la demanda y a lo que se habrá de sumar 1.000 euros de las costas procesales, siendo la sentencia recurrible ante el Tribunal Supremo.

El procedimiento se inició tras una encomienda de gestión realizada por el Consistorio para que la Comisión Provincial de Valores y el Servicio de Arquitectura y Urbanismo de la Diputación fijasen un justiprecio.

Un asunto en el que el PP ha anunciado que se reserva su derecho de exigir responsabilidades judiciales a Mercedes Barranco, coordinadora local de Ciudadanos ante la gravedad de las «infundadas declaraciones fruto del desconocimiento y de la clara intención de difamar, confundir y enturbiar la política local». Esta, en un comunicado, apuntó que «nos consta que el Ayuntamiento no aceptó en su momento la opinión del arquitecto municipal, que era contraria a la del equipo de gobierno», añadiendo que «si se compara la situación de la nave de Galisteo con la valoración del solar que se destinará al futuro aparcamiento de la calle Julio Romero, todo resulta muy extraño». Puntualizó además que el «Ayuntamiento debe estar al servicio de todos los egabrenses y no de un partido».