+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LA PREVIA

El reto más difícil del colista

El Córdoba tratará sobreponerse a las bajas y a la presión del estadio del líder Huesca (16.00 h.)

 

El once inicial con el que jugó el Córdoba ante la Cultural Leonesa el pasado domingo en El Arcángel, durante el saludo protocolario antes del comienzo del partido. - FRANCISCO GONZÁLEZ

Francisco Gaitán Francisco Gaitán
02/12/2017

El ser humano ha demostrado a lo largo de la Historia que es capaz de sobreponerse a sus mayores adversidades a través de su esfuerzo, pero sobre todo con su inteligencia. Así lo hizo el ejército griego cuando utilizó un caballo para adentrarse en Troya y pillar desprevenido a un adversario con el que no pudo en combate. O más reciente, cuando el ejército aliado desembarcó en Normandía en el día D a la hora H para trastocar los planes de la Alemania nazi y ganar de este modo la Segunda Guerra Mundial.
Estos hechos y muchos otros son ejemplos de la capacidad del ser humano para afrontar situciones límite, reinventarse y sobre ponerse en los momentos más complicados. Una situación parecida es la que vive el Córdoba, que buscará estar tarde en casa del líder esa chispa de lucidez que le lleve a una deseada victoria. Aunque en frente tendrá un Huesca que vive un gran momento de forma.

El Huesca tiene 11 tantos en contra, 19 menos que su rival de hoy, y es el segundo menos goleado

El conjunto comandado por Rubi encajó en Los Cármenes su tercera derrota de la temporada después de encadenar una trayectoria de siete victorias y tres empates. Un equipo compacto en el que 11 piezas trabajan como una sola a la hora de atacar y defender. Esto explica el hecho de que aunque los oscenses solo llevan cinco goles más que los blanquiverdes (22 frente a 17), los de Rubi hayan encajado 11 goles por 30 de los de Juan Merino. Es decir, el segundo equipo menos goleado de Segunda recibe al que más ha recibido. Aunque, Juan Merino y sus pupilos tratarán de proteger su punto débil esta temporada y dejar su portería a cero, algo que solo ha conseguido en tres de los 15 partidos que ha jugado.

BLOQUE HERMÉTICO

A excepción de la jornada anterior en Los Cármenes, el Huesca sustenta su juego en una defensa en bloque en la que sus rápidos extremos, Álex Gallar y Ferreiro --que jugará después de que el Comité de Apelación le retirase una amarilla que vio en la jornada anterior--, actúan como carrileros. La misma función tienen sus laterales defensivos, Akapo en la derecha y Brezancic en la izquierda. Continuando con la línea defensiva, su pareja de centrales cuenta con Pulido y Jair. Este último destaca por su fuerza física, potencia en el balón aéreo y rapidez mental a la hora de establecer juego. Todo ello sin dejar atrás a Remiro, el portero cedido por el Athletic de Bilbao que es un firme candidato a ocupar la portería vizcaína en caso de que Kepa opte, como se viene rumoreando en las últimas semanas, marcharse al Santiago Bernabéu.

RÁPIDO Y DIRECTO

Unos cimientos sólidos para realizar sus rápidas transiciones defensa-ataque, de manera directa y con las ideas claras para llegar a la meta rival lo más pronto posible utilizando, sobre todo, sus laterales. Así, los dos mediocentros Aguilera y Sastre crean desde la sala de máquinas esas vías de escape hacia la línea de cal. Ahí entra en juego una de las claves del éxito de este equipo. Sus extremos tienen su vista en la portería contraria y su potencia les permite alcanzarla rápida sin elaborar demasiado la jugada. Posesión rápida y eficaz, ese es el lema del Huesca.

Cucho Hernández es la principal ausencia del líder, que sí contará con Melero, quien ha marcado nueve goles

En la zona de tres cuatros se encuentra otro punto determinante como es el mediapunta Melero. A su capacidad de juego se le une su gran estado de forma que le ha llevado a marcar nueve goles y ser el segundo máximo goleador, uno menos que la gran ausencia para los oscenses en el partido de hoy: Juan Camilo ‘Cucho’ Hernández. La ausencia de la potencia del colombiano de 18 años será una de las adversidades que Rubi tratará de paliar con los argentinos Rescaldani o Ezequiel Ávila en la punta de ataque. Con uno u otro, el líder tratará de olvidar su tropiezo en Granada para volver a la senda de la victoria. Una línea en la que quiere entrar el Córdoba de Merino después de tenerlo prácticamente en la mano ante el Sevilla Atlético y, sobre todo, ante la Cultural Leonesa en El Arcángel.

UNA RETAGUARDIA EN CUADRO

El colista y el equipo más goleado de la división de plata llega a El Alcoraz con la necesidad de sumar puntos cuanto antes. Lo hará con una línea defensiva cogida con pinzas. No solo por la confirmada de Josema se suma la presencia de última hora de un Caro que ha estado entre algodones esta semana con un esguince de tobillo. Con esta situación y el sancionado de Joao Afonso, todo indica que Álex Vallejo acompañará al sevillano con Fernández en la derecha y Pinillos, en la izquierda. Además, Merino tendrá en la recámara al central Soler.

El paso atrás de Vallejo a la defensa retornaría a Edu Ramos al once inicial en el centro del campo

El paso atrás de Vallejo a la defensa conllevaría el regreso al once inicial de Edu Ramos después de no jugar ningún minuto hace seis días ante la Cultural Leonesa. Al de Churriana le acompañarán en la zona de creación Carlos Caballero y posiblemente Alfaro. El onubense regresa a una lista de Merino y después de no rendir lo suficiente en los minutos que ha jugado en banda, su posición más céntrica le permitiría generar más posibilidades de crear juego en la zona de tres cuartos ante los posibles espacios que dejen los centrocampistas del Huesca en un posible contrataque.

El Córdoba tratará de contrarrestar la velocidad de las bandas oscenses con otros dos jugadores rápidos como Javi Galán en la izquierda y Jovanovic en la diestra. El serbio tratará de aprovechar la baja por lesión de Jaime Romero para reivindicarse en una temporada marcada por sus continuas lesiones. Por último, el murciano Sergi Guardiola ocupará la punta de ataque para mover a los herméticos centrales del Huesca ya sea para tener ocasiones de cara a gol, o para facilitar la llegada en segunda línea tanto de Alfaro, en caso de que sea titular, o Markovic si sale, en consecuencia, como revulsivo.

El serbio Jovanovic tiene su gran ocasión para redimirse de sus continuas lesiones ante la baja de Romero

Una semana más, el Córdoba intentará impedir que su situación se agrave. Pero en esta ocasión, lo hará con un equipo en un estado físico y mental delicado en el terreno del ejército más poderoso. En definitiva, al igual que sucedió en Troya, el visitante buscará su estrategia para anular la capacidad de su contrincante.