+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LA CRÓNICA

Un punto para la reflexión

El Córdoba de las dos caras salva un punto porque el Elche perdonó primero y De las Cuevas apareció después

 

Miguel de las Cuevas, autor del gol del empate del Córdoba, ayer. - SÁNCHEZ MORENO

Ignacio Luque Ignacio Luque
02/12/2018

Más fotos

Las imágenes del Córdoba C.F.-Elche.

Ver galería completa

Las imágenes del Córdoba C.F.-Elche.

Ver galería completa

Las imágenes del Córdoba C.F.-Elche.

Ver galería completa

O este Córdoba echa el freno de mano, coge perspectiva, se abstrae de todo lo exterior y se reconoce en sus debilidades o el camino del equipo puede ser peor -sí, aún peor- de lo que está recorriendo. Si no se serena, si no da carpetazo a un pasado que alguno pretende mantener presente ad eternum y no echa responsabilidad, tanto colectiva como individualmente, este equipo puede sufrir un vía crucis que padeceremos todos, empezando por los mismos protagonistas, los que están sobre el césped y llegando hasta el último aficionado de la grada. Entre otras cosas, porque duele en el alma ver correr sin parar a no pocos de sus protagonistas y querer hacer todo de una vez, de golpe. A los problemas que arrastra este Córdoba desde hace muchísimo tiempo se le pueden añadir ahora los de la tensión, que conlleva a la falta de asunción de responsabilidades. Por lo tanto, mejor ir paso a paso y dejar que sean otros los que jueguen el papel de la pérdida de nervios. Si ésta se produce entre los que visten de corto... Mal vamos. Todos.


El Córdoba salvó un punto ante el Elche y si solo se piensa en la primera parte ese empate resultaría hasta milagroso. El conjunto ilicitano debió cerrar el partido en el primer acto. Dos balones a los palos, un mano a mano de Sory Kaba ante Carlos Abad y un paradón del portero blanquiverde, justo antes del segundo balón en la madera fueron argumentos ofensivos de sobra para que en el intermedio los de Pacheta tuvieran cerrado el encuentro. Sí, el Córdoba peleó, intentó por todos los medios tener algo más de balón, pero esa segunda línea, por delante del mediocentro defensivo resultó demasiado blanda en la disputa de los balones divididos, que fueron casi siempre para los visitantes. Las llegadas blanquiverdes en ese primer acto, por lo tanto, fueron tenues, blanditas, suaves, casi sin querer molestar. De hecho, la mejor ocasión para los locales llegó, en realidad, de un rebote, un balón que tocó en un defensa a disparo de Piovaccari que pilló a contrapié a José Juan. Poquito más. El Elche tenía bien aprendida la dificultad que podía plantearle Javi Galán y lo dejó en blanco durante 45 minutos. La otra ocasión clara para los locales llegó a los 10 minutos de partido, con un cabezazo de De las Cuevas a centro de Quezada que el portero franjiverde detuvo sin grandes problemas.


Un primer acto lleno de nervios con el balón en el pie, queriendo dar siempre el pase definitivo, achuchándose a sí mismo un Córdoba que si en condiciones normales le cuesta -y mucho-, cuando se mete más presión de la cuenta desaparece de mediocampo hacia adelante. E incluso atrás. Al borde del descanso Iván Sánchez desniveló el marcador en una jugada individual en la que a su marcador le faltaron recursos y a alguno de sus compañeros mayor solidaridad. En cualquier caso, el 0-1 dejaba a las claras lo ocurrido sobre el terreno de juego.


Al igual que en Lugo, la cara de este Córdoba en la segunda parte cambió. No tanto como entonces, pero sí lo suficiente como para rondar la portería de José Juan. Quezada lo probó primero y Piovaccari, demasiado lento, lo intentó después. A esas dos incursiones llegó otra de Javi Galán, que cruzó demasiado su lanzamiento desde fuera del área y poco después, en una combinación con De las Cuevas, le faltó algo de enfoque para alojar el balón en las redes de José Juan.


El Córdoba, a trancas y barrancas, parecía funcionar mejor y Curro Torres retiró al italiano para colocar a Jaime Romero como nueve. Poco después, introdujo a Sebas Moyano y a Andrés Martín. Otro detalle que merece un pensamiento por parte de todos los que integran este equipo es la manera en la que los dos jóvenes metieron una marcha más al equipo. Dos jóvenes y un veterano como De las Cuevas, que reclamó protagonismo y se fue a por la portería rival, visto que alguno se ponía de perfil.


Lo probó primero de manera individual; luego, combinando con Galán para que el pacense disparara sin resultado y también con Sebas Moyano, en una jugada en la que Neider anduvo providencial.
Finalmente, apareció en el borde del área pequeña para aprovechar un pase raso de Andrés Martín, tocó lo justo con el tacón y rehizo la igualada en el marcador. El Elche, por su parte, se dedicó principalmente a intentar buscar a Sory Kaba en balones largos, aunque sin resultados claros, un apartado en el que Álex Quintanilla tuvo mucho que ver. De hecho, Sory Kaba debió ser expulsado por propinar un pisotón al vizcaíno a escasos metros de López Toca, que se hizo el sueco. A cambio, minutos después expulsó a Josán en el minuto 89 tras ver en menos de 20 minutos dos amarillas.


Cierto que el nuevo técnico apenas lleva dos encuentros y no puede esperar que se tenga la paciencia que durante meses sí hubo. También, que las bajas sufridas (Luis Muñoz, Aythami, Javi Lara, Álvaro Aguado y Jovanovic) le dejaron y le dejan con una capacidad de maniobra limitada. Pero no es menos cierto que este equipo, algunos de sus jugadores, deben asumir mayor cuota de protagonismo y, sobre todo, más responsabilidad. Las actuaciones de Sebas Moyano y de Andrés Martín, apenas un cuarto de hora sobre el césped de El Arcángel, deberían hacer pensar a más de uno a partir de ahora dentro de ese vestuario. Este Córdoba necesita un punto de reflexión, aislarse algo de lo exterior y trabajar. Ahora llegan dos partidos lejos de El Arcángel que han de verse como una gran oportunidad para redimirse. Una buena oportunidad para todos. 

-------------------------

Ficha técnica

Córdoba: Carlos Abad; Loureiro, Jesús Valentín, Álex Quintanilla, Luismi Quezada (Andrés Martín, m.79); Álex Vallejo; Blati Touré, De las Cuevas, Javi Galán, Quim Araujo (Sebas Moyano, m.71); y Piovaccari (Jaime Romero, m.61).

Elche: José Juan; Tekio, Gonzalo Verdú, Neyder, Juan Cruz; Xavi Torres, Gonzalo Villar; Iván Sánchez, Javi Flores (Nino, m.84), Borja Martínez (Josán, m.71); y Sory Kaba (Benja, m.87).

Goles: 0-1, M.43: Iván Sánchez. 1-1, M.83: De las Cuevas.

Árbitro: López Toca (Comité Cántabro). Amonestó con tarjeta amarilla a los locales Loureiro, Blati Touré y Javi Galán y a los visitantes Xavi Torres, Gonzalo Villar y Juan Cruz. Expulsó por doble amarilla a Josán, del Elche, en el minuto 90.

Incidencias: Partido de la decimosexta jornada de Segunda División, disputado en el Estadio Municipal El Arcángel ante 9.875 espectadores. 

Temas relacionados
 

   
3 Comentarios
03

Por ACastroG 11:16 - 02.12.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

... Buscando argumentos para entender la precaria situación de los blanquiverdes, uno, irremediablemente, piensa en los que pudo haber sido y no fue. Pudo ser que el Córdoba, después del milagro reciente de mantenerse en Segunda, no forzara al Destino y se preparara debidamente para afrontar la actual campaña. Reforzándose, naturalmente; no cambiando cromos simplemente, sino aumentando el nivel técnico. Yo siento un grandísimo respeto por todos los que saltan al césped cada jornada, y sé que lo dan todo y que tienen sus virtudes, pero para competir en esta categoría hace falta algo más, lo siento. Ayer, en el minuto 83, en el estadio del Getafe, iba a saltar al terreno de juego un jugador, Guardiola (que al final ni lo hizo porque una lesión obligó a que fuera otro el que entrara). Allí ese jugador es COLA DE RATÓN, aquí, en el Córdoba era CABEZA DE LEON. Y lo de León no lo había pensado con segunda intención, palabra. Y por las razones que fueren, SALIÓ del Córdoba para aburrirse en el banquillo de un equipo que no lo está aprovechando. Cosas del fútbol... o por lo menos del fútbol en Córdoba.

02

Por ACastroG 11:08 - 02.12.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

... Aunque esto son puras elucubraciones, porque cuando se está en la situación del Córdoba, hay que dejarse de apreciaciones a priori y lanzarse a tumba abierta a ganar a quien sea y donde sea. Había que ganar al Elche y no se ha conseguido. Punto. Lo que hay que preguntarse, afrontando los hechos consumados, es por qué ocurre en realidad y dejarse de que son los nervios, la presión y la responsabilidad. Para practicar cualquier deporte en plan competitivo hay que contar con tres atributos: QUERER, SABER y, consecuentemente, PODER. Yo no dudo que TODOS los jugadores cordobesistas QUIEREN, pero ¿SABEN lo suficiente para PODER conseguir las metas? He ahí la cuestión...

01

Por ACastroG 10:59 - 02.12.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

El Córdoba sigue en la UVI. El punto conseguido ante el Elche (el equipo al que vapuleamos en Copa) sólo es un balón de oxígeno para mantener las esperanzas de vida en esta Segunda de nuestros dolores, pero eso no evita la peligrosísima situación del enfermo. Según comenta el nuevo técnico, el mal primer tiempo obedece a la presión de los jugadores ante la responsabilidad. Pues aviados estamos si jugar en casa, con el aliento de la afición, no es un plús a favor en lugar de un handicap. Ojalá sea esa la razón y cuando el equipo juega fuera, lo hiciera desinhibido y sin tanta presión y consiguiera los puntos. Pero no es así, porque ni dentro por la presión ni fuera porque juegue sin prejuicios, consigue la victoria. Ahora vienen dos partidos en los que puede demostrar el ser o no ser. En Zaragoza, a pesar de que los maños no están mucho mejor que los cordobeses, lo tendrá difícil y sólo en Reus, un equipo que se me antoja está predestinado, podría traerse algo positivo...