+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

SALA DE PRENSA

Navarro: "Esta categoría exige tener a jugadores con un poquito más de calidad"

El técnico del Córdoba asegura que “sería muy triste si descendemos”, pero apunta a que es “el momento de pensar en un proyecto serio y sólido”

 

Rafa Navarro, en una imagen de archivo. - CÓRDOBA

El técnico del Córdoba, Rafa Navarro, ha pasado este viernes por la sala de prensa de El Arcángel para analizar el partido de este domingo en Las Palmas. Navarro ha afirmado, para explicar el posible descenso blanquiverde este fin de semana, que "esta categoría exige tener a jugadores con un poquito más de calidad".

Además, el de Ciudad Jardín ha tratado los siguientes temas en su comparecencia:

-El estado de ánimo de plantilla y empleados
-No estamos trabajando en las mejores circunstancias, son momentos difíciles para familias que llevan mucho tiempo sin cobrar, tienen sus hipotecas y deben hacer frente a sus pagos. De algún tiempo acá no se habla mucho de fútbol y no son las mejores circunstancias para preparar un partido.

-El estado físico y el listado de bajas
-No pueden llegar Carrillo, que está muy justo, ni Jaime. Flaño creo que podrá entrar y Andrés va a  entrar en la convocatoria.

-El rival canario
-Tenemos que intentar ganar en Las Palmas para tener una pequeña vida y en eso estamos. Es un partido muy difícil, ellos pueden meterse en problemas de no ganar, pero tienen una plantilla hecha para subir a Primera.

-Posibilidad del descenso
-Me sentiría triste como todo cordobesista si descendemos. Esto viene de largo y sería muy triste, esperemos que no se den así las cosas. Pero si se dan, es el momento de pensar en un proyecto serio y sólido. Esto viene de años atrás sin hacerse las cosas bien, y es la consecución de proyectos que no han sido sólidos. La afición de Córdoba no se merece esto. Cuando ves los partidos desde la grada lo ves distinto a cuando estas dentro. No ha sido fácil trabajar en la situación en la que cogí el equipo. Estoy dolido porque no se ha hablado de fútbol lo que se debía de hablar, eran todo cuestiones extradeportivas. Cogí al club porque era el equipo de mi tierra y tenía ganas de sumar, pero me encontré en una situación complicada. Es lo que hay y hay que seguir hasta el final. En estos momentos los amigos o las personas que te apoyan desaparecen. Pero la vida me ha golpeado muchísimo y estoy acostumbrado a los momentos difíciles. Este es un momento duro pero he aprendido a animarme solo. Sé cuáles son mis amigos y cuáles no. Era muy difícil levantar la nave, se hizo un equipo con muy poquito presupuesto y el nivel de la categoría exige, y más en un sitio como Córdoba, tener a jugadores con un poquito más de calidad. Pero los chavales están haciendo todo lo posible.

-Mantener la cohesión
-Es difícil mantener la cohesión en el grupo, que sea un grupo sólido y todos vayan a una, porque cada uno tiene su situación personal. Intento captar al que esté más implicado y que eso sume.

-Posibilidad de un descenso administrativo
-Pienso que hay equipos con muchas más deudas que el Córdoba y siguen ahí. Pienso que se solucionará la situación.

-Falta de comparecencia pública del presidente

-Eso es un tema que no puedo controlar. Yo tengo el apoyo diario de Rafa Berges, que cada día baja a hablar conmigo. Yo vengo a trabajar, vengo a dar lo máximo y no puedo controlar lo que hagan otras personas.

-Su futuro tras el 30 de junio
-Yo voy a esperar a que termine la temporada y luego habrá tiempo de hablar. Me centro en el partido de Las Palmas. Luego habrá tiempo de hacer balance de lo sucedido aquí. Obviamente si descendemos en Las Palmas, desearía darle a un botón y que fuera 30 de junio, porque la situación no es fácil.

Temas relacionados
 

   
1 Comentario
01

Por Criaturita 18:20 - 10.05.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Y entrenadores también, majo.