+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

BALONES EN LARGO

Ganar para mantener viva la llama

En medio de la enorme marejada que sufre el club y con su futuro en el alambre, la victoria en Don Benito es el único asidero al que agarrarse para tratar de ver con más optimismo el futuro inmediato

 

Javi Flores celebra su gol anotado al Villarrobledo, en la victoria por 2-0 en El Arcángel. - A.J. GONZÁLEZ

Dijo Xavi Molina el pasado miércoles, en sala de prensa, que «cuando se solucione todo tenemos que tener puntos para estar en los puestos de arriba y poder dar el zarpazo». Una solución que, pese a todo lo que ocurre alrededor del Córdoba CF, entre Infinitys, Flamenzas y Escolanos, el técnico blanquiverde, Raúl Agné, ve posible. Incluso, tiene la certeza de que el club se salvará, una certeza que tiene más de esperanza o de fe que de convencimiento real. Ayer aseguró que «el Córdoba CF va a existir, se va a llamar igual y va a vestir de blanquiverde, la gente va a cantar su himno de toda la vida, no tengo ninguna duda de que este club no va a dejar existir nunca».

En medio de esta enorme zozobra económica e institucional que vive el Córdoba CF, parece que lo deportivo pudiera ser secundario, pero realmente no lo es. Los blanquiverdes visitan mañana al Don Benito en el que será su octavo encuentro a domicilio de la temporada. Los pupilos de Raúl Agné llegarán a este partido a cuatro puntos del play-off de ascenso y en séptima posición en la tabla. Una victoria en Extremadura permitiría que la promoción de ascenso quede, probablemente, a tiro de un partido antes de que el nuevo proyecto, ya sea de Infinity, de Flamenza o de quién logre llevarse el gato al agua, desembarque en El Arcángel.

Tres puntos como asidero

Por ello, los tres puntos tornan en ineludibles no solo para romper una racha de partidos sin ganar fuera de casa que se acerca a los diez meses, sino para que el objetivo del ascenso no quede escondido en esta bruma de la propia supervivencia de una entidad de 65 años de historia que se desliza en el devenir diario del Córdoba CF.

Celebración del gol de la victoria ante el San Fernando. / FRANCISCO GONZÁLEZ

Ese ganar para estar en la parrilla de salida de la pelea por el ascenso para «cuando se solucione todo» es la realidad a la que se enfrenta el equipo blanquiverde en Don Benito. El Estadio Vicente Sanz de la localidad extremeña no ve ganar a su equipo desde que el 20 de octubre venciera como local al Real Murcia. El Don Benito comenzó con una racha de seis partidos sin ganar pero, desde entonces, está capeando bien su transitar por el grupo IV de Segunda B y, actualmente, tiene un colchón de cinco puntos con el descenso y de tres con el play-out de descenso.

El tren del ascenso

No será un rival fácil para los hombres de Agné, que mirarán de reojo otros resultados de la jornada 15 de los otros equipos metidos en la pelea por el ascenso. Los dos primeros clasificados, el Cartagena y el San Fernando, se miden ante dos equipos en descenso, el Villarrobledo y el Mérida, respectivamente. Todo lo que no sea una victoria en Don Benito puede llevar al Córdoba CF a una distancia de más de 10 puntos con el líder e, incluso, a una de nueve con el segundo clasificado. Demasiado trecho para no perder el tren tan pronto.

Los jugadores celebran su victoria ante el Real Murcia./ SÁNCHEZ MORENO

El momento de la temporada invita poco a mirar a lo extradeportivo y a que la plantilla, pese a los impagos y el ambiente que se ha generado en torno al club, se centre en lo deportivo. Como viene haciendo hasta ahora. Porque, sea cuál sea el resultado de esa subasta -nunca vino mejor una palabra- del Córdoba CF, el futuro a corto plazo pasa por pelear por un ascenso que alivie el percal y que permita pensar con optimismo en el futuro. Un Córdoba CF con su plaza en Segunda A ganada en el campo tendría mucho más peso ante la RFEF y ante cualquier organismo deportivo o judicial que uno que haya navegado en la mediocridad de la división de bronce toda la temporada. Por ello, mantener la llama viva es también, y es especialmente, ganar. Y hacerlo en Don Benito, rompiendo una malísima racha a domicilio que haga sonreír al cordobesismo.

Temas relacionados