+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

LIDERATO BLANQUIVERDE

El Córdoba CF mantiene la sonrisa por su inicio liguero

Djak Traoré y Carlos Valverde vuelven al grupo, Miguel De las Cuevas ya trabaja sobre el césped y Julio Iglesias protagoniza la única nota gris en el grupo que comanda Juan Sabas

 

Javier González Calvo charla con Miguel Valenzuela y Adrián Fernández Romero mientras Javier Poveda corre con Miguel de las Cuevas, ayer, en la Ciudad Deportiva. - A.J. GONZÁLEZ

Ignacio Luque Ignacio Luque
29/10/2020

Si un aficionado del Córdoba CF o cualquier empleado de la entidad blanquiverde hubiera soñado con el arranque liguero del conjunto blanquiverde, la imagen sería muy semejante a la realidad que vive el equipo de Juan Sabas en la actualidad. Todos los puntos sumados en las dos primeras jornadas, líder del Subgrupo 4-B y afrontando un duelo en El Arcángel contra el otro favorito de la tabla, el UCAM Murcia.
Por si fuera poco, las buenas noticias procedentes de la enfermería se suceden. Miguel de las Cuevas pisó ayer el césped de la Ciudad Deportiva en la vuelta al trabajo tras la jornada semanal de descanso, con vistas al trascendental encuentro del próximo domingo, en El Arcángel, ante el equipo universitario (17.00 horas), en el que además de los tres puntos, los blanquiverdes se juegan el liderato en ese Subgrupo 4B.

El alicantino trabajó aparte con Javi Poveda, lógicamente, aunque su vuelta al césped a los ocho días de producirse la lesión ante el Lorca Deportiva, hace atisbar que los trabajos de los servicios médicos blanquiverdes están surtiendo efectos y, como mínimo, el mediapunta cumplirá los plazos previstos, que hablan de una vuelta a la competición en tres semanas, aproximadamente.

Por lo demás, se confirmó la vuelta al grupo de Djak Traoré y de Carlos Valverde, ya que Jesús Álvaro, en ese aspecto, no reviste ninguna novedad, debido a que la semana pasada ya completó tres sesiones con el resto del equipo. En cualquier caso, el costamarfileño no estará para el choque contra los universitarios y la mejor demostración es que en la parte final de la sesión se retiró del grupo para trabajar durante unos minutos junto a Javi Poveda.

El grave contratiempo de Julio Iglesias

Así, las únicas aportaciones desde el filial blanquiverde a la sesión fueron las de Alberto del Moral, tras su gran encuentro en Yecla, y de Luismi Redondo, ya que Julio Iglesias es la única nota negativa en esta semana, y además, en un nivel importante. El centrocampista blanquiverde podría estar varios meses apartado de los terrenos de juego tras las primeras valoraciones que se le realizaron. El de Arcos de la Frontera sufrió un fuerte esguince de tobillo el pasado lunes, durante la sesión de recuperación tras la victoria en La Constitución y en la entidad blanquiverde son pesimistas en cuanto a su diagnóstico y tiempo de recuperación. Aunque la zona en la que actúa está cubierta, en el club había un punto de contrariedad por el futbolista, que apuntaba detalles, tanto en la pretemporada como en ese inicio de campaña, en los que demostraba que puede ayudar a la primera plantilla. El contratiempo sufrido el pasado lunes podría dejarle varios meses fuera de los terrenos de juego, aunque desde ya el jugador se pondrá a trabajar para regresar al grupo lo antes posible.

También hicieron acto de presencia en la sesión el consejero delegado, Javier González Calvo, y el consejero Adrián Fernández Romero, que iban acompañados de Miguel Valenzuela, Juanito y Raúl Cámara. Todos permanecieron en la banda del campo 1 de la Ciudad Deportiva durante la sesión de trabajo dirigida por Juan Sabas. Una sesión basada principalmente en rondos en distintos formatos y trabajos de combinación y recuperación de balón tras pérdida en la que Manu Robles, como es habitual, llevó la voz cantante.

En el horizonte el trascendental encuentro del domingo, en donde se dirimirá en El Arcángel el liderato del Subgrupo. Un partido en el que Juan Sabas deberá mostrar cintura de nuevo.

El pasado domingo dio muestras de ella. Con un campo especialmente estrecho y un adversario que aprovecha al máximo los saques de banda, de esquina y faltas laterales para dar continuidad al juego, el técnico blanquiverde manejó el grupo y el once inicial para que el Córdoba CF disputara un partido «típico» de Segunda División B, es decir, con el mono de trabajo que solicitaba Mario Ortiz en la previa.
Ahora le tocará cambiar la vestimenta. Campo grande el de El Arcángel, y un rival peligroso que maneja varios registros, lo que obligará a que el Córdoba CF, en esta ocasión, tenga que generar fútbol y desequilibrar desde la posesión para hacer un pleno que sería histórico.

Temas relacionados