+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

En la ciudad deportiva

El Córdoba afina la puntería ante su próximo test

Juan Sabas dirige una sesión de trabajo con el balón como gran protagonista antes del amistoso ante el Juventud Torremolinos | Djak Traoré se ejercita en solitario dentro del proceso de recuperación de su lesión

 

Piovaccari junto a sus compañeros en la Ciudad Deportiva. - A.J. GONZÁLEZ

Dura, larga y técnica ha sido la última sesión de entrenamiento del Córdoba CF en esta semana, previa al amistoso de mañana domingo a las 11.30 horas ante el Juventud de Torremolinos. Los hombres de Juan Sabas han trabajado durante más de hora y media en el campo pequeño de la Ciudad Deportiva teniendo siempre en el balón su gran referente.

El ritmo ha sido alto, más propio de los días previos al primer partido de competición que de una sesión de trabajo a un mes vista del debut liguero. Es lo que tiene esta atípica pretemporada. Una vez resueltos los habituales rondos de calentamiento inicial, Sabas y su cuerpo técnico han dispuesto diversos ejercicios con balón.

Afinando la puntería

El más importante, de cara a portería. Ataques en pocos toques ante defensas en inferioridad numérica en los que ha destacado especialmente Luismi Redondo, que ha ejecutado algunos regates y disparos de gran interés. Pinta bien el joven atacante con ficha del filial.

En la última media hora de sesión, con una leve lluvia como protagonista, Sabas ha preparado un partidillo a campo completo del que se pueden extraer algunos apuntes. El primero de ellos: la presión alta con más de medio equipo en campo contrario. Robo, apertura a banda y finalización. Si se puede salir con el balón jugado bien, pero si no es posible, patadón y a sacar al equipo.

Djetei ha formado pareja de centrales con Bernardo Cruz, mientras que en el cento del campo del equipo rival eran Mario, Javi Flores y De las Cuevas los dispuestos para armar el juego ofensivo y desbaratar la presión del equipo contrario. Como siempre, Becerra, como si tuviera un altavoz en la garganta, ha sido una gran ayuda del cuerpo técnico a la hora de colocar a los suyos e, incluso, a los contrarios.

El único futbolista blanquiverde que no ha entrenado con el grupo ha sido Djak Traoré, que ha completado otra sesión en solitario. El centrocampista africano arrastra una lesión muscular de su última etapa en el Badajoz y no será de la partida en el amistoso de mañana domingo. El Córdoba CF tendrá en el Juventud de Torremolinos -a las 11.30 horas en el Municipal El Pozuelo- su segunda piedra de toque del proyecto de Sabas.

Temas relacionados