+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EL ADIÓS EN LA DIRECCIÓN DEPORTIVA

Berges y una plantilla que nunca estuvo compensada

Rafa Berges abandona el club menos de un año después de su llegada

 

Rafa Berges durante la rueda de prensa de su presentación, en julio del 2018. - MANUEL MURILLO

Tras la salida de Rafa Berges, cabe analizar con más profundidad la aportación de sus fichajes en el Córdoba, todos (los 14) por el salario mínimo interprofesional. Así, en el mercado de verano llegaron Carlos Abad, Luis Muñoz, Quezada, Blati Touré, Erik Expósito, Piovaccari y De las Cuevas. Los siete suponían un coste total en masa salarial para el club de alrededor de 600.000 euros. Cobrando el 12,5% del total de sueldos del Córdoba representaban el 25-30% del vestuario.

Por otro lado, los siete jugadores con fichas más altas hasta el 31 de enero, fecha de cierre del mercado invernal, fueron Aythami, Jaime Romero, Javi Lara, Alfaro, Javi Galán, Jovanovic y Quim Araújo. Cobraban alrededor de 1,8 millones de euros, es decir, cerca del 35% de la masa salarial total del Córdoba en esta 2018/19 recién finalizada.

Sin embargo, los siete fichajes veraniegos acabaron jugando 6.963 en total en los 23 partidos de Liga anteriores al cierre del mercado de invierno, por los 7.122 minutos de los siete jugadores con fichas más altas. Es decir, esos siete refuerzos, pese a tener un peso en sueldos de un tercio de los siete que más cobraban, completaron apenas 159 minutos menos en el campo en ese primer tramo de campeonato.
En el mercado invernal se marcharon, de los jugadores con sueldos altos mencionados, Aythami, Javi Galán y Jovanovic. Llegaron siete refuerzos: Miguel Flaño, Chus Herrero, Menéndez, Bodiger, Carbonell, Carrillo y Neftali. Para hacer la misma comparativa se incluye a otros tres jugadores con fichas altas (Fernández, Quintanilla y Vallejo) y se descartan a Erik Expósito, que se marchó en invierno, Quezada y Blati, los dos últimos al perder protagonismo desde el 1 de febrero. Se incluyen en los jugadores con fichas más bajas firmados por Rafa Berges, para la segunda comparativa, a los tres fichajes invernales con más minutos: Menéndez, Bodiger y Chus Herrero.

De nuevo, el peso de los siete jugadores con menos salario firmados por Berges, estuvo, extrapolado a una temporada, en el entorno de los 600.000 euros, por los 1,5 millones de euros de los siete con más salario desde el 1 de febrero.

El cómputo de minutos de los últimos estuvo, en esas 19 últimas jornadas ligueras, en 4.976 minutos por los 7.510 minutos disputados por los siete fichajes de Berges con más participaciones en el segundo tramo de temporada. Más que paradigmático, ya que, pese a cobrar 2,5 veces más que Abad, Luis Muñoz, Piovaccari, De las Cuevas, Bodiger, Menéndez y Chus Herrero; los Jaime Romero, Javi Lara, Alfaro, Quim Araújo, Quintanilla, Fernández y Vallejo disputaron 2.534 minutos menos desde el 1 de febrero al final de la temporada. El peso en fichas nunca estuvo acorde al protagonismo en el campo.
Sin embargo, también hay que referenciar que Berges fue el máximo responsable a nivel deportivo, pese a las trabas económicas, el límite salarial y las actividades de gestión de fichajes de García Amado en ambos mercados. Y varios de sus fichajes fueron muy deficientes en cuanto al rendimiento demostrado. Destacan Erik Expósito, Neftali Manzambi y José Ángel Carrillo, con dos goles en Liga en total. Los principales aciertos de Berges fueron Luis Muñoz, que acabó siendo indiscutible, Piovaccari, máximo goleador, y Bodiger, este de más a menos.

Temas relacionados