+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

NOMBRES PROPIOS

La afición cordobesista, Sandoval y Velázquez

Medio millar de aficionados blanquiverdes se dieron cita en el Santo Domingo, el técnico visitante rectificó a tiempo, y el local fue elegante en sala de prensa

 

Sandoval, ayer, en el municipal de Santo Domingo. - SERGIO REYES / LOF

Ignacio Luque Ignacio Luque
05/03/2018

LA AFICIÓN / MEDIO MILLAR EN SANTO DOMINGO

Los seguidores jugaron un papel fundamental en la victoria

Aunque no es una novedad no deja de ser importante. El club facilitó durante esta semana el desplazamiento de seguidores cordobesistas a Alcorcón y la decisión resultó fundamental, ya que el calor del medio millar de aficionados que viajaron hasta el Santo Domingo fue vital para la victoria blanquiverde. No dejaron de animar ni un segundo, cantaron el himno en el minuto 54 y hasta el propio entrenador rival reconoció que fueron parte protagonista en un triunfo vital para las aspiraciones del Córdoba por la permanencia, al que ya Velázquez da por metido en la pelea.

JOSÉ RAMÓN SANDOVAL / CINTURA

Salió con un plan, rectificó y ganó con los cambios realizados

Hay que reconocerle a José Ramón Sandoval dos cosas: la primera, que acertó con la inclusión de Loureiro en el lateral derecho, que no hizo recordar a nadie. La otra, que se manejó con cintura: a pesar de las particularidades del Santo Domingo, el de Humanes insistió en una idea, que posteriormente se demostró que estaba errada. Poco a poco fue rectificando, al punto que terminó incluyendo a Vallejo en el doble pivote junto a Edu Ramos. Con lo que disponía, el técnico blanquiverde acertó con esa titularidad y con los cambios, que terminaron dándole la victoria.

JULIO VELÁZQUEZ / MUY ENFADADO

De los nervios nada más acabar a la elegancia en sala de prensa

Si había un hombre al que anoche se lo llevaban los demonios era a Julio Velázquez. El salmantino no paraba de gesticular en la banda del Santo Domingo en la última media hora, y más, en los últimos minutos. Tras el pitido final de Valdés Aller tuvo algún gesto poco elegante en los pasillos del estadio alfarero y algún comentario algo desafortunado. Pero lo cierto es que luego, en sala de prensa, no sólo reconoció la competitividad del Córdoba, sino también el plus que representa tener una afición como la blanquiverde. Será un claro rival por la salvación. Y lo sabe. 

Temas relacionados