+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

La fábrica de muebles de baño Duplach se desploma tras sufrir un incendio

Su propietario, Fernando Navas, reinstala la compañía en otra nave para reactivar la producción y el empleo de sus más de 80 trabajadores

 

Varias vistas de la fábrica incendiada desde el exterior y el día después, con el gabinete de crisis de la compañía y operarios trabajando para reestablecer la situación. - LLORENTE / CASAVI

Varias vistas de la fábrica incendiada desde el exterior y el día después, con el gabinete de crisis de la compañía y operarios trabajando para reestablecer la situación. - LLORENTE / CASAVI

RAFAEL CASTRO VILLA DEL RÍO
23/08/2019

Los vecinos de Villa del Río se despertaron el pasado martes, 20 de agosto, con una triste noticia. El incendio de la fábrica de muebles de baño y platos de ducha Duplach, que comenzó a arder hacia las 8.15 horas de la mañana, convirtiéndose en apenas dos horas en un auténtico amasijo de hierros y escombros.

Prácticamente la mitad de la plantilla de la empresa –ya que la otra está de vacaciones- se encontraba trabajando en las instalaciones, tras entrar a la fábrica a las 7.30 de la mañana. Al poco tiempo, desde una de las cabinas de pintura comenzó a salir un olor a humo, hasta que varios de ellos alertaron de la aparición de varias llamas, sin poder hacer nada para conseguir sofocarlas. Acto seguido, los que trabajaban en ese momento en los diferentes departamentos, tanto de administración, diseño, como de producción, dieron la voz de alarma para salir huyendo del incendio hacia la calle y acopiarse de todo el material posible para tratar de salvarlo, ya que la propagación del fuego muy rápida y voraz.

Bomberos, Policía Local y Guardia Civil llegaron hasta el lugar para establecer un dispositivo de seguridad y control de la factoría, tratando al mismo tiempo de mantener al personal que estaba trabajando fuera de peligro. Poco pudieron para frenar el incendio hacer los bomberos llegados de Montoro, ya que la deflagración fue muy rápida.

El daño material y económico ha alcanzado un valor incalculable. Pero lo mejor de todo es que no hubo que lamentar daños personales y que la empresa tiene seguro, según han confirmado a este periódico fuentes de la misma. Una gran columna de humo era visible a varios kilómetros a la redonda, señalando el lugar del incendio de esta fábrica, situada en la carretera hacia Cardeña. Hasta el lugar de los hechos se trasladaron numerosos vecinos, que observaban compungidos la evolución del incendio.

Las llamas se propagaron rápidamente, ya que esta compañía almacena y emplea material muy inflamable como resinas o pinturas. El incendio ha calcinado prácticamente toda la nave, que ocupa 4.500 metros cuadrados, y que fue construida hace apenas dos años y hace diez meses fue ampliada debido a la proyección que está alcanzando a nivel mundial. De momento, la actividad ha quedado paralizada hasta poder reemprender el proyecto.

Duplach cuenta con más de 80 empleados y es una industria que exporta a varios países en todo el mundo. Aunque la fábrica es de un empresario de Villa del Río, Fernando Navas, y está a dos kilómetros de la localidad cordobesa, los terrenos donde se encuentra pertenecen al término municipal de Lopera, en Jaén. Será la Guardia Civil de Jaén la que se encargue de la investigación del siniestro.

Al día siguiente, la actitud de su propietario, Fernando Navas, ha sido la de levantar el ánimo a todo su equipo y, en una pequeña nave de dos plantas que posee en el casco urbano de Villa del Río, ha montado un gabinete de crisis para sacar adelante su compañía.

Empresas de instalaciones eléctricas y comunicación de la localidad se afanaban para instalar las redes de internet con el objetivo de que los profesionales de Duplach trabajaran en temas administrativos y de comunicación con los clientes y proveedores para restablecer la situación cuanto antes.

A primera hora de la mañana, Fernando Navas se encontraba reunido con su equipo de crisis para abordar la situación y buscar fórmulas para reconducir la situación, tras la parálisis que ha supuesto a nivel productivo el fuego ocurrido en su compañía. En las instalaciones afectadas apenas han quedado restos de placas de ducha y muebles que iban destinados a varios países. Prácticamente se ha perdido todo. Ahora, Fernando Navas trata de levantarse y buscar recursos rápidos para poder reactivar la producción cuanto antes.

En la puerta industria, Jorge López, un empleado que lleva dos años y medio trabajando en Duplach, comentaba a este periódico, visiblemente emocionado, que «ha sido una fatalidad este suceso, pero estoy convencido de que saldremos adelante, ya que Fernando Navas es un empresario ejemplar, con el que no me ha faltado el sueldo y la seguridad social en regla». Por otro lado añade que «tenemos la incertidumbre de qué pasará, pero sabiendo cómo es Fernando, estoy tranquilo».