+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

RECTA FINAL DE LAS NEGOCIACIONES

Planas defiende la colaboración hispano-lusa de cara a la PAC

Portugal y España suman el 14,5% de toda la producción agraria de la UE de los 27

 

Vista de un olivar en la campiña cordobesa. - SÁNCHEZ MORENO

Agencias
12/09/2020

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, participó ayer en el encuentro agroalimentario portugués Agroglobal, en Valada, donde propuso unir esfuerzos entre España y Portugal en la recta final de las negociaciones de la Política Agraria Común (PAC), ya que ambos países comparten objetivos ante una de las mayores transformaciones del sector en décadas.

El ministro hizo también un llamamiento a la unidad y la cooperación para lograr una recuperación sólida y sostenible, en alusión a los efectos de la pandemia, y el destacado papel que ha desempeñado el sector agroalimentario en los peores momentos de esta.

Portugal y España, que suman el 14,5% de toda la producción agraria de la UE-27 y el 12,9% de la población, tienen retos comunes en el marco europeo e internacional, según ha destacado el ministro Planas, y deben intercambiar experiencias y fomentar la cooperación en todos los ámbitos en defensa de un sector agrario que tiene futuro.

Ambos países, según señaló Luis Planas, tienen retos a corto, medio y largo plazo, y este es un momento clave para afrontarlos y enfocarlos, pues la PAC que se está diseñando va a suponer una de las mayores transformaciones de la agricultura europea en las últimas décadas.

Los grandes retos

El sector agrario en España y en Portugal tiene que afrontar actualmente tres grandes retos: la rentabilidad empresarial para conseguir que esta transición se haga con los incentivos necesarios; la sostenibilidad ambiental y el necesario relevo generacional, que, lejos de afianzarse, se va agravando cada año.

En este contexto, Planas destacó que la PAC es la herramienta fundamental para responder a los retos futuros e incidió en que, en el pasado, España y Portugal han sabido aprovechar el apoyo solidario de la Unión Europea para poder modernizar sus respectivos sectores.

«Somos un ejemplo de éxito», aseveró en el encuentro, al tiempo que reivindicó el valor de la política agraria para hacer frente a los retos y a la necesaria transformación a la que se va a enfrentar del sector agrario.

En referencia al Consejo Europeo del mes de julio, Luis Planas afirmó que tanto España como Portugal han logrado un presupuesto suficiente para poder acometer esa transición que combine la preservación de los recursos naturales con la rentabilidad económica de las explotaciones agrarias.