+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

registro de la junta de andalucía

La cifra de industrias agroalimentarias aumenta un 74% en la última década

El 71% de negocios se dedica al aceite, la conservación, el vino y la carne. Córdoba tiene 937 entidades y se sitúa la segunda de Andalucía tras Sevilla

 

Operarios trabajan en una almazara cordobesa, en una imagen de archivo. - A. J. GONZÁLEZ

Pilar Cobos Pilar Cobos
06/04/2020

La industria agroalimentaria continúa creciendo en Córdoba, una provincia que en la última década ha contabilizado un incremento del 74% en el número de negocios que operan en este sector, de acuerdo con la información de la Junta de Andalucía relativa al presente mes de abril. En esta línea, las cifras del registro dependiente de Agricultura indican que tiene 937 instalaciones frente a las 540 anotadas en el 2010, lo que se traduce en un significativo aumento porcentual que, sin embargo, no iguala el conseguido en Andalucía, donde estas actividades se han duplicado en el mismo periodo.

Tampoco ha logrado imitar esta subida la vecina Sevilla, aunque sí se ha aproximado bastante al alcanzar las 1.198 industrias agroalimentarias (un 91% más desde el 2010). Estos son los dos territorios que se encuentran a la cabeza de la comunidad autónoma por el peso de este sector. Así, a nivel regional existen 6.354 industrias agroalimentarias y los datos apuntan a que 500 están instaladas en Almería; 610, en Cádiz; 937, en Córdoba, como ya se ha referido; 821, en Granada; 579, en Huelva; 822, en Jaén; 887, en Málaga, y las últimas 1.198, en la capital hispalense.

Sobre la actividad que se realiza en estas instalaciones, la información recopilada por la Consejería permite observar que en Córdoba el 71% son industrias de aceites y grasas vegetales; de manipulación y conservación; enológicas, de alcoholes y bebidas alcohólicas, y cárnicas.

En el primer caso, la provincia cuenta con 280 negocios después de que estos hayan crecido un 122% en la última década. En cuanto a las segundas industrias agroalimentarias más numerosas, las de manipulación y conservación, la subida ha sido prácticamente del 70% hasta llegar a 144 centros. Aquellas vinculadas a los vinos y otras bebidas alcohólicas han subido un 64% y se han situado en 120 instalaciones, y en el último lugar dentro de este grupo de actividades destacadas aparecen las cárnicas, con 119 industrias tras crecer un 27% en la última década.

Junto a estas, la provincia cuenta con un número elevado de instalaciones envasadoras (83); dedicadas a las frutas y hortalizas frescas, las flores y plantas ornamentales (62); los piensos, granos y semillas (56); las conservas vegetales, los aderezos y rellenos (48), y otras producciones.

LOS BENEFICIOS / Además de la evolución experimentada desde el ejercicio 2010, también cabe destacar que en el último año Córdoba ha sumado casi medio centenar de industrias dedicadas a la agroalimentación.

El vicepresidente de la Confederación de Empresarios de Córdoba (CECO) y presidente de su comisión Agroindustrial, Francisco Torrent, destaca que los datos confirman que «el sector sigue creciendo y, sobre todo, buscando valor añadido a las producciones y que se quede en la comarca». En este sentido, subraya que «el cordobés es un gran empresario y emprendedor, y busca llevar el valor añadido a su zona, no solo vender kilos de producto, por eso el incremento en el número de industrias».

En su opinión, «todos los sectores» que tienen buenas producciones en la provincia cuentan con «una industria importante» y añade, asimismo, que «no nos podemos olvidar de que esto hace que haya otras industrias auxiliares». De este modo, consultado por la posibilidad de que se eche en falta alguna actividad industrial en la agroalimentación, Torrent asegura que «lo importante es que crezcamos mucho más en lo que somos bastante buenos a la hora de producir», y también admite que «quizá si fuésemos más fuertes, habría más inversión de industrias auxiliares que se localizaran aquí».

En cuanto a la venta de productos a granel, reconoce que «es cierto que hay mucha» e insiste en que «si volcamos la balanza hacia industrializar más y procesar más desde nuestra provincia, se quedará más valor añadido, más empleo aquí».

Francisco Torrent hace hincapié en que el desarrollo de la industria agroalimentaria contribuye a fijar la población en «muchísimas zonas rurales» y apunta a su beneficio medioambiental, «porque seguimos cuidando el campo».

Por otro lado, en alusión a la crisis sanitaria provocada por la pandemia de covid-19, afirma que «hoy más que nunca vemos que es fundamental la agricultura, la ganadería y esta industria. Te pueden faltar otras cosas, pero no esta». El vicepresidente de CECO recuerda que estas industrias continúan trabajando durante el estado de alarma «por ser esenciales», y para ello «estamos utilizando todas las medidas de seguridad posibles». Además, puntualiza que no solo están abasteciendo al mercado nacional, sino que «muchísima producción va fuera».

Temas relacionados