+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

encuentro con la federación andaluza

Ciudadanos propone una nueva normativa de caza y pesca en Andalucía

Albás recuerda que la actividad cinegética ralentiza la despoblación

 

Isabel Albás, ayer, con representantes de la Federación de Caza. - CÓRDOBA

Juan M. Niza Juan M. Niza
24/11/2018

La candidata número 2 de Ciudadanos (Cs) por Córdoba, Isabel Albás, propugnó ayer modificar la actual ley de caza de la comunidad autónoma para darle sitio, precisamente, a sus protagonistas: los cazadores. «El resto de los partidos políticos nunca han contado con los cazadores para poder desarrollar la normativa», explicó Albás tras mantener en la propia sede de Cs en Córdoba una entrevista con representantes cordobeses de la Federación Andaluza de Caza, en donde analizaron en profundidad los problemas normativos y de toda la actividad en general de los últimos años.

Tras el encuentro, la candidata de ciudadanos destacó que en España la caza supone una actividad que genera 6.500 millones de euros y 185.000 empleos directos, además de tener en Córdoba un fuerte impacto sobre todo en localidades de menos de 20.000 habitantes, en las que «esa despoblación que estamos padeciendo, la sufriríamos de una forma mucho más rápida», si no llega a ser por este recurso.

«La caza y los cazadores son un medio para mantener nuestro medio ambiente, ellos son los primeros interesados en conservarlo», considera Isabel Albás, que reiteró que «vamos a contar con ellos para desarrollar ese Plan de Caza y Pesca en Andalucía». Eso sí, junto a otros expertos como veterinarios, científicos ambientales... «Si no se regula, el monte se pierde», sentenció ayer Albás.

La candidata de Ciudadanos también aprovechó para criticar el abandono de fincas propiedad de la Junta, con la consiguiente pérdida de este recurso y el peligro que supone, por ejemplo, ante incendios forestales, una dejadez que, según ironizó Isabel Albás, contrasta con la rigidez con la que la Administración autonómica obliga a los propietarios de fincas cinegéticas a cumplir las normas.

Temas relacionados