TRÁFICO

Por el movimiento más habitual en las glorietas pueden multarte con 500 euros y perder seis puntos de carnet

Las rotondas son uno de los puntos más conflictivos de las carreteras

En las rotondas se producen gran cantidad de infracciones.

En las rotondas se producen gran cantidad de infracciones.

Adrián Ramírez

Adrián Ramírez

Las rotondas son un elemento fundamental en nuestras carreteras y están en infinidad de vías. Sin embargo, también son uno de los puntos de la vía más conflictivos y que concentra mayor cantidad de accidentes, puesto que tiene tres momentos críticos, como son la entrada, salida y circulación por la misma. Y es que, la mayoría de conductores no cogen bien las rotondas y en ellas cometen infracciones sin darse cuenta. Tanto es así que una de las maniobras más habituales que se realizan puede suponer una multa de 500 euros. Te explicamos cuál es.

Las multas por circular mal en una rotonda

Y es que las normas para circular por una rotonda son muy claras y sencillas. Hay que acceder por el carril derecho siempre que esté libre y, ya en la glorieta, si el tráfico lo permite, buscar el carril adecuado, ya sea interior o exterior en función de la salida que se vaya a coger y, sobre todo, abandonarla desde el carril exterior, aunque siempre se deben señalizar todos los movimientos.

De hecho, señalizar es algo clave, ya que, no poner los intermitentes para salir de la rotonda se considera infracción grave y puede conllevar una multa de 200 euros, ya que, como señala la Dirección General de Tráfico (DGT), "Los intermitentes son una forma de expresión con la que advertimos de las maniobras que vamos a realizar", algo que no todo el mundo hace.

Es obligatorio señalar cualquier movimiento en una rotonda.

Es obligatorio señalar cualquier movimiento en una rotonda.

Ante esto, muchos conductores se preguntan si se puede salir de las glorietas por carriles interiores, ante lo que la DGT responde señalando que, por regla general, hay que salir desde la zona exterior derecha y evitar que los coches se crucen entre sí y se cause una colisión.

Pese a que esto sea una norma de circulación fundamental, una importante cantidad de conductores no la respetan, lo que no saben es que puede conllevar una multa de 500 euros y la perdida de seis puntos del carnet de conducir, al considerarse este movimiento como "maniobra temeraria" si pone en peligro la seguridad y vida del resto de vehículos.

Por tanto, los carriles interiores se pueden usar para circular o adelantar en la glorieta, pero nunca para salir de la misma y, siempre que se cambie de carril hay que señalizar el movimiento que se va a realizar con los intermitentes.