El Montilla CF retornará al fútbol autonómico. Los de Jesús Fernández alcanzaban el ansiado ascenso a División de Honor, tras vencer por tres tantos a uno a un combativo Almodóvar CF. En un partido lleno de emociones y sentimientos encontrados, el cuadro vinícola supo reaccionar al tanto inicial de los carbulenses y, en un final no apto para cardíacos, igualó la contienda para mandar el choque a la prórroga. En los treinta minutos restantes, dos goles más sellaron el billete de vuelta a la segunda máxima categoría andaluza.

La tarde comenzaba en el Estadio Manuel Polinario, Poli, de Puente Genil -sede de esta fase de ascenso- con las necesarias medidas de seguridad sanitaria que que había fijado la Real Federación Andaluza de Fútbol (RFAF) en fechas anteriores.

Tras esta primera fase extradeportiva, el fútbol recuperó el protagonismo. El Montilla dominaba el esférico y mostraba más sensación de peligro que su rival. Sin embargo, una jugada personal de Antonio hizo posible que el delantero se plantase en el cara a cara con José Rodríguez, cruzando el esférico ante la salida del guardameta. El disparo se introdujo en la meta vinícola, adelantándose el cuadro de Mudarra a los 28 minutos de juego.

Tras el paso por vestuarios, Javi Castilla, Rafa Castillo y Nacho entraban al campo en busca de la revolución que el técnico vinícola quería dar a su equipo y que no llegaría hasta el minuto 87 de partido, con un gol de Juan Gordón que forzaba la prórroga, en la que, ya sí, llegaría el aluvión auriverde. Un misil de Nacho desde el lateral al lanzamiento de una falta se introdujo en la escuadra carbulense a los 100 minutos de juego. Una auténtica obra de arte que desató la locura en la parroquia montillana, que celebraría otro tanto de Juan Gordón, tras centro de Maíllo, que ponía el tres a uno en el marcador y llevaba la fiesta para una afición que, dos años después, volverá a disfrutar de su equipo en una categoría a nivel andaluz.