Un ciudadano de nacionalidad rumana, al parecer vecino del municipio de Rociana del Condado, en la provincia de Huelva, ha sido detenido por su relación con la muerte violenta del guitarrista Luis Carrasco sucedida en Montilla, de donde era natural el fallecido. Los hechos ocurrieron en la madrugada del 23 de febrero del 2005, aunque el cadáver no fue encontrado hasta las primeras horas de la mañana siguiente. El cuerpo del guitarrista apareció maniatado y con aspecto de haber sido golpeado, aunque no se hicieron públicos detalles de la muerte. El detenido tiene algo más de 30 años, está casado y sin hijos. Desde el 2005 se sigue investigando para determinar la autoría del hecho y esclarecer las circunstancias en que se produjo este crimen. Al parecer, el detenido ha residido en distintos lugares de España y se encontraba en situación de busca y captura cuando trataba de cruzar la frontera hispano francesa