La adjudicación del concurso público para conceder la gestión del antiguo hospital de San Juan de Dios convertido en residencia de mayores abre un nuevo periodo en la historia de este emblemático edificio montillano. El Ayuntamiento de esta localidad ha adjudicado, tras no pocas dificultades la cesión del edificio para la gestión del hospital San Juan de Dios, convertido en residencia de mayores, a la empresa montillana Monsecor, dedicada a la limpieza de empresas y atención a mayores.

La adjudicación fue aprobada por unanimidad la noche del pasado miércoles 16 de enero por el Pleno de la Corporación municipal montillana. En este sentido, se han superado numerosos escollos, sobre todo, a raíz de que la Junta de Andalucía anunciara en su momento la imposibilidad de concertar la plazas en San Juan de Dios. El regidor montillano, Federico Cabello de Alba ha anunciado que en los próximos días se firmaría el contrato con la empresa adjudicataria que asumirá la gestión del centro por un periodo de 35 años.

La firma se compromete a mantener a los actuales usuarios en las mismas condiciones económicas e incluso a ampliar en un futuro la capacidad del centro hasta las 90 plazas. Con respecto a los trabajadores, Monsecor mantendrá 20 puestos y los 11 restantes irán a una bolsa de contratación preferente.

La adjudicación se ha producido en el cuarto concurso público convocado para esta finalidad y en el que ha concurrido una segunda empresa de Sevilla. La firma seleccionada, Monsecor, ya ha iniciado los trabajos de limpieza en el edificio de San Juan de Dios. Los miembros de la Corporación municipal ratificaron el acuerdo, después de debatir en las respectivas comisiones municipales la cesión del edificio.

El patronato de la Fundación San Juan de Dios ha tenido que superar una larga batalla hasta conseguir sus objetivos, el mantenimiento de la actividad asistencial a las personas mayores en San Juan de Dios y de los puestos de trabajo.

El Ayuntamiento se ha visto obligado a adaptar las exigencias del pliego de condiciones a las posibilidades económicas de las empresas. En los tres primeros concursos, la adjudicación quedó desierta y ha sido en el ultimo convocado a finales del pasado mes de diciembre, cuando se ha conseguido desbloquear esta situación.

De esta forma, se cierra un largo proceso en el que el Patronato ha tenido que superar numerosas dificultades, sobre todo, a raíz de que la Junta de Andalucía anunciara a finales del pasado año la imposibilidad de concertar la plazas en San Juan de Dios.

En este cuarto concurso, donde se ha modificado sustancialmente el pliego de condiciones inicial se ha llegado a descongestionar la situación garantizando la continuidad de la residencia.

Días más tarde, se procedería --según anunció el presidente del patronato y alcalde de Montilla, Federico Cabello de Alba--, a la firma del contrato.