Medio ambiente

La Junta de Andalucía permite la caza del jabalí fuera de los cotos

La medida, activada mediante una resolución de la Consejería de Medio Ambiente, estará vigente durante toda la temporada

Grupo de jabalíes.

Grupo de jabalíes. / Agencias

Rafael Verdú

Rafael Verdú

La Junta de Andalucía está tomando medidas para controlar las poblaciones de jabalíes, animales que debido a unas circunstancias excepcionales (de corte ambiental pero también humano) están viviendo desde hace años una explosión demográfica no sólo en la comunidad autónoma, sino prácticamente en todo el país. Se han avistado ejemplares en zonas urbanas e incluso en las playas del litoral andaluz. 

Así, el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) publica este lunes la resolución de la Consejería de la Consejería de Medio Ambiente en la que se establecen una serie de medidas para tratar de controlar las poblaciones fundamentalmente a través de la caza. Toda la comunidad autónoma sin excepción está desde este lunes en estado de "emergencia cinegética temporal" por la abundancia de jabalíes, lo que tiene varias implicaciones. 

Entre las más importantes está la posibilidad de cazar jabalíes fuera de las habituales zonas cinegéticas, dado que la especie es capaz de abandonar y adaptarse a hábitats diferentes de los que le resultan naturales. Pueden alimentarse incluso de la basura que generan las ciudades y pueblos. 

Medio rural

En los terrenos no cinegéticos en el medio rural se podrán cazar jabalíes mediante capturadores, es decir, trampas para atrapar al animal vivo, aunque habrá que sacrificarlo de forma inmediata. Por lo general, en estas zonas no se pueden emplear armas de fuego, por lo que la Junta opta por permitir las trampas. Si este método no diera los resultados esperados para frenar la población de jabalíes, entonces se podrá solicitar de forma excepcional autorización para cazarlos mediante la modalidad de aguardo. Se podrá disponer de dos cazadores en este caso, siempre los mismos para toda la temporada. 

Por otro lado, la resolución de la Junta también permite la caza sin límite de piezas en los cotos de caza mayor, preferiblemente centrándose en hembras adultas. "Se podrán abatir sin límite de capturas ejemplares de ambos sexos, prioritariamente hembras adultas y subadultas en todas sus edades", indica el documento. 

Eso sí, la caza tendrá que realizarse durante los periodos hábiles, que irán desde el 1 de agosto hasta el 1 de marzo del año que viene para la modalidad de rececho. 

Cotos de caza menor

En los cotos de caza menor, las medidas de control principales deberán ser también los capturaderos, pero se podrán habilitar puestos de aguardo o incluso batidas de gestión con la preceptiva autorización de la Consejería. 

Esta resolución estará vigente durante toda la temporada de caza 2024-2025, salvo que con anterioridad la Junta encuentre que las medidas han surtido efecto. Está en vigor desde este martes, al día posterior a su publicación en el BOJA. 

La Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía lleva una década tomando diferentes medidas para frenar el crecimiento de las poblaciones de jabalí (y también de los cerdos asilvestrados), que se han convertido en la principal especie depredadora de la comunidad autónoma. El objetivo es, según establece la última resolución, "evitar en la medida de lo posible los riesgos sanitarios y el deterioro de los ecosistemas, la ganadería, la agricultura y el propio medio urbano".

Causas de la explosión demográfica

Hay varias causas que explican el crecimiento de las poblaciones de jabalí en España, que algunos estudios indican que verá duplicado su número para el año que viene. Están los motivos ambientales: esta especie prácticamente carece de depredadores naturales aparte del ser humano, y son capaces de reproducirse con una elevada tasa. Además, su dieta incluye todo tipo de alimentos.

En cuanto a los factores humanos, cabe mencionar la extensión y ampliación de las áreas urbanas, que limitan las posibilidades de los jabalíes para encontrar alimento, más aún en época de sequía como la que hemos tenido en los últimos cinco años. Ante esa situación, los animales pueden llegar a buscar comida en los alrededores de las ciudades, entre los basureros y estercoleros.

Suscríbete para seguir leyendo