El último año ha sido un ejercicio algo extraordinario para la Iglesia en Córdoba debido a la celebración del 775 aniversario de la consagración de la Catedral, a la que ha destinado en torno a 1,6 millones de euros. En este sentido, la iniciativa ha contado con distintas actuaciones como la concesión de 3.675 becas (que han recibido la mayor partida), concursos de pintura y de fotografía, exposiciones, eucaristías o actos como la reapertura de la Torre del Campanario, y finalizó el pasado mes de junio con la procesión Regina Mater, que tuvo alrededor de 120.000 asistentes pese a las altas temperaturas registradas.

El presidente del Cabildo Catedralicio, Manuel Pérez Moya, afirma que este aniversario "ha supuesto un trabajo muy complejo" y, a pesar de todo, "el 95% se ha cumplido incluso mucho mejor de lo que podríamos esperar". Así, señala que este órgano de gestión "siempre ha mantenido una actividad de cara al monumento, con inversiones y trabajo de conservación, pero hasta ahora lo teníamos silenciado, y tomamos conciencia de que era necesario que la opinión pública viese la labor que venimos haciendo hace cerca de 800 años".

Pérez Moya destaca el objetivo de que la ciudadanía "descubriese cómo la dimensión religiosa de este edificio tiene una actividad totalmente coherente y, a la vez, unida al aspecto cultural", y en alusión a las expectativas planteadas hace un año, al comienzo de esta celebración, comenta que el objetivo de proyectar turísticamente la ciudad "no solo se ha cumplido, sino que se ha superado". Así, recuerda que la Mezquita Catedral batió su récord de visitas turísticas en el año 2014 y "este año llevamos ya un incremento de, aproximadamente, un 6%". Los datos conocidos recientemente apuntan que este monumento ha recibido 868.925 personas en el primer semestre del 2015.

Por otro lado, el presidente del Cabildo también subraya "una faceta que no se cuenta nunca en los periódicos", y es que "cada vez vienen muchos más grupos de peregrinos a tener una eucaristía y vivir aquí esa experiencia de encuentro religioso".