Los cordobeses también están invitados a celebrar su fiesta patrimonio inmaterial sin las aglomeraciones del concurso. Para ello, una vez termine el certamen, que se desarrollará entre el 8 y el 19 de mayo, tendrá lugar una Jornada de Puertas Abiertas en la que los locales podrán acceder a los patios sin competir con el turismo. De momento, no se ha especificado si será un solo día, ni si se exigirá el carnet de cordobés, como se hace para entrar gratis en la Mezquita.

Lo que sí se mantiene igual que el año pasado son los accésit de participación, es decir, la cantidad que cada patio recibe del Ayuntamiento por abrir su casa al público, una compensación que será proporcional según el tamaño del patio (pequeño, mediano y grande), tal y como se ha hecho en ediciones anteriores.