La destrucción de empresas no ha sido generalizada en todos los municipios de la provincia, pues existe más de una veintena de localidades que han logrado romper la tendencia de pérdida de sociedades que ha llevado a Córdoba a su quinto año consecutivo de reducción del número de inscripciones en la Seguridad Social. Frente al descenso de afiliados en 45 de los 75 términos, hay 25 en los que se ha producido un incremento y 5 en los que se mantiene.

Los grandes municipios, salvo las excepciones de Cabra, Lucena y Palma del Río, han destruido más sociedades de las que han creado. La mayor pérdida se ha producido en la capital, que tiene 337 menos que un año antes. Pozoblanco, con 42, y Baena, con 18, siguen a continuación entre los pueblos con una caída más elevada. Por el contrario, Cabra (+7), Lucena (+2) y Palma del Río (+25) son los que mejor se han comportado. El ránking municipal por número de sociedades lo encabeza la capital con 9.849, seguida de Lucena (1.435), Puente Genil (695), Montilla (663), Priego (615), Pozoblanco (561), Palma del Río (556), Cabra (493) y Baena (468).

La crisis

Durante los últimos cinco años el municipio que ha sufrido un mayor descenso de empresas ha sido Baena, que ha perdido un 15,2% de su tejido empresarial entre el 2008 y el 2012. Significativo ha sido el decremento de Pozoblanco (-13,15%) y Puente Genil (-13,01%), mientras que con bajadas superiores al 10% se encuentran también Lucena (-11,25%) y Córdoba (-11,02%). La caída ha sido menor en Montilla (-9,42) y Cabra (-9,37%) y es inapreciable en Palma del Río (-0,17%).

Los datos de la Seguridad Social dejan al sector de la construcción como el gran afectado por la crisis económica en el último lustro, aunque hay que advertir que el descenso se inició desde el máximo del 2007. Entre el 2008 y el 2012 la reducción de empresas del ladrillo ha sido del 52% al bajar de 3.501 sociedades a 1.682. Esta actividad, la más afectada en valores absolutos, es superada en porcentaje por la minería y química (-64,4%).

El sector con mayor número de altas en la Seguridad Social es el comercio, con 6.757. En los últimos cinco ejercicios la merma ha sido del 6,27%. En el lado opuesto se encuentra la alimentación y la hostelería, que es de los pocos negocios que ha mejorado el número de inscritos (+27,20%).