El consejero de Turismo, Rafael Rodríguez, confirmó ayer lo afirmado en días pasados por la delegada del Gobierno de la Junta en Córdoba, Isabel Ambrosio. La Filmoteca no se unirá al Palacio de Congresos de la calle Torrijos como parte de la ampliación del inmueble, ya que, a su juicio, ese extremo "vendría a enredar, complicar y dificultar" el proyecto de reforma "y nos tendría otros tres años sin hacer nada". Lo que sí baraja el consejero es la opción adelantada por este diario de hacer uso de manera puntual de las instalaciones dependientes de Cultura, aunque fue más allá y aportó un dato novedoso. La sala de reuniones de la que dispone el Centro de Recepción de Visitantes, aún por inaugurar, también se podrá usar cuando las necesidades de espacio así lo requieran. El alcalde indicó que de las reuniones con los agentes sociales puede evidenciarse "la idoneidad" de unir la Filmoteca y trasladar sus dependencias a un edificio municipal.