Con cuatro mundiales en su palmarés y solo una Eurocopa, Italia siempre ha sido una selección competitiva. Sin embargo, el fracaso en el campeonato de Sudáfrica del 2010 causó un tremendo terremoto. La federación italiana confió en Cesare Prandelli como el guía de la transformación azzurra . En dos años, el entrenador ha completado un trabajo excelente. Ha desterrado el catenaccio y apuesta por un fútbol creativo y vistoso. Ese cambio cultural, unido a su espíritu inquebrantable, convierten a la azzurra en temible.

LA REGENERACIÓN

Una revolución de hombres y estilo

Eliminada del Mundial con una imagen penosa, el pesimismo se apoderó de Italia. Era necesaria una revolución.

En el europeo hay 13 futbolistas nuevos que ejemplifican la renovación italiana, con un sistema basado en un centro del campo más talentoso, con hombres como

LA MENTALIDAD

Fotaleza para superar los escándalos

Italia aterrizó en Polonia a principios de junio marcada por el escándalo de las apuestas ilegales que había agitado al

Ninguna selección es capaz de aislarse de los problemas como Italia. En 1982 y el 2006 se proclamó campeona del mundo en circunstancias similares. Nada altera su fuerza. Si la selección avanza y el grupo se hace fuerte, Italia gana enteros. "Nuestra mentalidad es única. Ahí radica nuestra fuerza.

LOS VETERANOS

Prilo y Buffon, la dosis de experiencia

Toda regeneración debe sustentarse en unos pilares sólidos, tipos con el bagaje suficiente para comandar un vestuario en tiempos de cambios. Dos hombres re

presentan a la perfección ese papel en Italia:

"Las emociones son muy similares a las horas previas de la final de aquel Mundial en Berlín. Veremos si pasa lo mismo, pero está claro que hay analogías

LA TRAYECTORIA

Balotelli consolida una línea ascendente

Italia se ha plantado en la final con su hoja de ruta favorita. La selección transalpina siempre ha sido un combinado de picos. Alterna brillantes torneos con sonoras decepciones, pero cuando se pone a las puertas de la cima no suele fallar.

En las semifinales confirmó su progresión con un brillante encuentro ante Alemania. Esa tendencia al alza se reflejó también en el ataque. Faltaba la explosión de