No hay paseo electoral que se precie sin reparto de 'regalitos' por parte de los candidatos. Ya saben: piruletas, caramelos, mecheros, bolígrafos, llaveros... Así que antes de ponerse manos a la obra hay que hacerse con las provisiones necesarias. La imagen que ilustra estas líneas recoge el momento. Los populares se acercan a su coche de campaña para 'armarse'.