El comité provincial del PSOE dio ayer su apoyo a la candidatura para las elecciones autonómicas propuesta por la ejecutiva provincial con 115 votos de los 193 miembros presentes (un 59,59%), frente a 78 votos en blanco, una proporción que convirtió a la lista cordobesa, que lidera la secretaria de Educación del PSOE-A, la lucentina Araceli Carrillo, en la candidatura provincial que menos respaldo ha logrado por parte de su comité provincial.

Aunque estatutariamente no se puede votar en contra de la propuesta de la ejecutiva, la alta proporción de votos en blanco da cuenta de la fractura en el seno del PSOE cordobés, que incluso puede interpretarse que va en aumento si se tiene en cuenta que tres decenas de los votos de ayer correspondían a los miembros de la ejecutiva provincial, grupo que el sábado aprobó casi por unanimidad (solo hubo una abstención) la lista que impulsó el secretario de los socialistas cordobeses, Juan Pablo Durán.

Al respecto, Durán explicó en su intervención los tres criterios básicos a la hora de confeccionar la candidatura: que no se acumulen cargos (en caso de ser concejal, como ocurre con la número 5, Josefina Vioque, deberá presentar un escrito de renuncia), excluir a los actuales delegados de la Junta y, en tercer lugar, no llevar más de tres legislaturas en el Parlamento Andaluz. Sin embargo, con el número 2 de la candidatura, Manuel Gracia, parlamentario andaluz desde 1982, se ha hecho una excepción que Durán justificó por la confianza que en él tiene el secretario del PSOE-A, José Antonio Griñán, una estima de la que también goza la cabeza de lista, Araceli Carrillo, explicó a los presentes. En su intervención, además, Durán analizó las causas del descenso de votos en los últimos comicios en Córdoba y reconoció que "lo que más daño nos ha hecho, no solo material, sino también sentimental y moral, es no estar en la Diputación" y abogó por adoptar "compromisos serios" para el futuro. El secretario provincial personificó en Juan Antonio Cebrián (parlamentario saliente) su gratitud hacia todos aquellos que podían haber ocupado un puesto en la lista y al final no han sido incluidos y lanzó "un mensaje de confianza hacia la ciudadanía y hacia la organización".

DISCREPANCIAS Pese al llamamiento de Durán, las 14 intervenciones que se sucedieron y la posterior votación (que fue secreta) dejaron claro que hay una fuerte contestación en el seno del PSOE cordobés. Aunque hubo discursos que apoyaban la propuesta de la ejecutiva y que recordaban el reciente llamamiento a la cohesión que realizó Alfredo Pérez Rubalcaba tras ganar el Congreso Federal, otros destacados militantes reprocharon que se hubiera confeccionado la lista sin un amplio consenso, sin integrar a los críticos (más aún tras haberle dado este amplio sector cordobés su apoyo expreso a Rubalcaba) y dando apenas participación a las bases, todo ello después de que los tres criterios para confeccionar las listas se llevaran a la ejecutiva provincial tras haberse pronunciado ya las 83 agrupaciones. Incluso, hubo voces, como la del exsecretario del PSOE de Córdoba José Miguel Salinas que, en un artículo que hoy publica este periódico, habla de "sectarismo, fractura y desánimo" tras el comité provincial de ayer.

DOBLADEZ En unas primeras impresiones, el exdelegado de Cultura de la Junta Joaquín Dobladez, que había sido respaldado por cinco de las ocho agrupaciones locales de la ciudad y que recientemente había liderado una lista alternativa al congreso federal, consideró que la elevada abstención demuestra el malestar existente en el PSOE cordobés, más aún teniendo en cuenta que la ejecutiva participó en la votación y todo ello a pesar de que corren tiempos en los que, tras el congreso federal, pesan especialmente en el seno del PSOE los mensajes de cohesión y unidad.

Por su parte, la cabeza de lista por Córdoba, Araceli Carrillo, agradeció ayer la confianza del secretario general del PSOE-A, el apoyo recibido en Córdoba y el trabajo de todos los que han llevado la voz de los socialistas cordobeses al Parlamento andaluz. Al respecto, Carrillo coincidió con Durán en destacar públicamente la labor realizada por Juan Antonio Cebrián, que en esta ocasión no está en la lista del PSOE por Córdoba.